La columna de la presencia de Dios

Description

¿Cómo podemos descubrir la guía que tenemos disponible a través de la presencia de Dios?

Pasaje Bíblico: “De día, el Señor iba al frente de ellos en una columna de nube para indicarles el camino; de noche, los alumbraba con una columna de fuego. De ese modo podían viajar de día y de noche. Jamás la columna de nube dejaba de guiar al pueblo durante el día, ni la columna de fuego durante la noche” – Éxodo 13:21-22

Una de las mayores realidades acera de la presencia de Dios es la forma en la que nos guía. Éxodo 13:21-22 proporciona una ilustración de una verdad importante que Dios quiere que sepamos hoy: cuando necesitamos orientación, podemos acudir a su presencia y descubrir su guía en abundancia.

A pesar del pecado de los israelitas, Dios los guio fielmente. Incluso en su falta de fe, él les proporcionó una guía milagrosa. Y ahora, al creer en la muerte y resurrección de Jesús, hemos sido llenos con la presencia de Dios mismo. Se nos ha dado el don milagroso del Espíritu Santo, que siempre está presente con nosotros y en nosotros. Si el hecho de que Dios guio a su pueblo con una columna de nube y fuego fue asombroso, ¿cuánto más increíble es que hayamos sido llenos con la presencia misma de Dios por la obra de Cristo? Jesús trazó un camino para que nosotros conozcamos la voluntad de Dios a cada momento mientras estamos en comunión con el Espíritu de Dios mismo.

Entonces, ¿cómo podemos seguir al Espíritu como los israelitas siguieron la columna de fuego y la nube? ¿Cómo podemos descubrir la abundancia de guía disponible para nosotros a través de la presencia de Dios? Primero, debemos reconocer nuestra necesidad de su guía y buscar su consejo. Él solo puede guiar a los que eligen seguirlo. Si eliges seguir tu propio camino en la vida, saldrás de la guía de su presencia. Es en la búsqueda de su voluntad que descubrimos la vasta reserva del liderazgo perfecto del Espíritu. Proverbios 3:5-6 dice: “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y el allanará tus sendas”. Reconócelo. Reconoce la realidad de su presencia en tu vida en todos tus caminos. Confía en su guía en lugar de hacerlo en tu propia comprensión, y observa cómo él hace rectos todos tus caminos.

Segundo, debes creer que Dios puede guiarte y lo hará cuando pidas su guía. Isaías 58:11 dice: “El Señor te guiará siempre; te saciará en tierras resecas, y fortalecerá tus huesos. Serás como jardín bien regado, como manantial cuyas aguas no se agotan”. Este mundo está sufriendo por la falta de la guía de Dios. Vivimos en un mundo que busca, se esfuerza y anhela continuamente algún tipo de mensaje de liderazgo. A nuestro alrededor, los ciegos guían a los ciegos a los lugares más profundos de la oscuridad, buscando continuamente lo que ya hemos encontrado en Dios.

Nuestro Señor anhela satisfacer tu deseo de dirección. Él anhela hacerte "como jardín bien regado, como manantial cuyas aguas no se agotan". Todo lo que tienes que hacer es preguntarle. Santiago 1:5 dice: “Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, pues Dios da a todos generosamente si menospreciar a nadie”. Dios te guiará cuando lo busques pidiendo sabiduría. Te guiará a la perfecta voluntad que tiene para ti si te humillas ante él y te comprometes a seguirlo. Todo lo que tienes que hacer es pedir y seguir la guía del Espíritu en todo aquello que quiera guiarte. Él te mostrará claramente su liderazgo si te quedas detrás de él y escuchas.

Por último, debes seguir su dirección para experimentar el fruto de su presencia orientadora. El premio de un billete de lotería ganador permanece sin valor hasta que se cobra. El contenido de un regalo permanece inútil hasta que se abre. Se te ha dado el regalo más increíble de todos: la presencia y guía de Dios en tu vida. Proverbios 3:13-18 dice:

“Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia. Porque ella es de más provecho que la plata y rinde más ganancias que el oro. Es más valiosa que las piedras preciosas: ¡ni lo más deseable se le puede comparar! Con la mano derecha ofrece larga vida; con la izquierda, honor y riquezas. Sus caminos son placenteros y en sus senderos hay paz. Ella es árbol de vida para quienes la abrazan; ¡dichosos los que la retienen!”.

Pero hasta que elijas seguir la sabiduría de Dios en tu vida, no experimentarás ni siquiera un poco de su valor. Hasta que no sigas la sabia guía del Espíritu Santo, no experimentarás la increíble y abundante vida que tiene para ti. Santiago 1:22-25 nos manda:

“No se contenten solo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica. El que escucha la palabra, pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es. Pero quien se fija atentamente en la ley perfecta que da libertad, y persevera en ella, no olvidando lo que ha oído, sino haciéndolo, recibirá bendición al practicarla”.

Persevera hoy en la presencia de Dios. Busca su sabiduría y consejo. Coloca la carga de llevar tu propia vida sobre sus poderosos y amorosos hombros, y permite que el Espíritu Santo te guíe a la vida abundante que ha preparado para ti.        

Lectura Complementaria: Proverbios 3

Por Craig Denison

 

 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo robustecer nuestra fe
Dr. Charles Stanley
Mi Esperanza Está en Dios
Frank López
Profecías Bíblicas: No son sólo una coincidencia
Pastor Rick Warren
Cuando Dios va en contra de su voluntad
John Piper
Moisés y la Tienda de Reunión
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple