;

La codicia

Description

La mejor forma de evitar la avaricia es enfocándonos en la visión a largo plazo.

“No codiciarás la casa de tu prójimo; no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo”, Éxodo 20:17

La avaricia es desear tener lo que le pertenece a otros. Esta es una característica que levanta nuestra cabeza cuando empezamos a compararnos con los demás y ver lo que tienen y que nosotros tenemos -pero que nos gustaría tener.

Tenemos la tendencia a medir nuestros éxitos contra los logros de amigos, familiares o incluso los miembros de la iglesia. A menudo se toman decisiones sobre una carrera basado en la obtención de un estatus, los ingresos o el prestigio que otros tienen, en lugar de lo que es realmente mejor.

Para evitar la codicia, toma la visión a largo plazo: Comprende que Dios tiene un plan único para ti. La satisfacción llega por la búsqueda de Su voluntad y siguiendo Su plan. Sólo se cosecha frustración cuando codicias a otra persona.

Recuerda, "Porque con certeza sabéis esto: que ningún inmoral, impuro, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios" (Efesios 5:5).

Señor, muéstrame si hay algo de codicia en mí. 

 

Lectura Bíblica Diaria

Lucas 1:5-80

Related
La enfermedad de "mantener el ritmo"
Larry Burkett
Metas sociales
Larry Burkett
Lo que ata de manos al amor
John Piper
¿Puedo tener todo lo que quiera ya?
Dr. Jorge H. López
Ladrón de fuerzas
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple