La carrera de la fe

Description

La clave para ganar esta carrera es el convencimiento de lo que somos y lo que vamos a obtener al llegar a la meta.

“Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”, Romanos 8:18

¿Cambiarías una onza de aflicción por una tonelada de gloria? ¿Cambiarías un segundo de dolor por una eternidad de gozo? ¿Eres capaz de soportar un presente manchado de vicisitudes por un futuro brillante de bendiciones? ¿Verdad que vale la pena? Es mejor sufrir ahora por el Señor con tal de mañana ver el rostro de aquél que nos amó y se entregó sin reservas por nosotras. Si sufrimos por Él, también reinaremos con Él (2 Timoteo 2:12).

Es mejor correr la carrera que tenemos por delante, despojándonos de todo el peso que nos asedia, con tal de que podamos llegar a la meta sin que nada lastre nuestro ligero avanzar, como esos atletas de alto rendimiento.

Pablo nos presenta dos panoramas: El oscuro y pasajero presente frente al porvenir de gloria. ¿Y qué balance arroja la comparación? Pablo no baraja su conclusión; dice él que no hay punto de comparación: “Tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no se comparan con la gloria que ha de venir”.

El problema es que a veces las angustias temporales que enfrentamos en el orden actual de cosas nos hacen perder de perspectiva el glorioso futuro que Cristo nos ofrece. Si nos enfocamos tanto, tanto, en nuestras limitaciones terrenales, podemos llegar a desanimarnos de tal forma que perdamos todo entusiasmo por las excelencias celestiales que nos aguardan.

Debemos estar convencidas de a quién hemos creído y que todas Sus promesas son ciertísimas. “Tengo por cierto”, no hay ninguna duda en las palabras Paulinas que nos motivan a seguir hacia adelante. Amadas hermanas, sigamos corriendo la carrera de la fe confiando en Sus promesas que son fieles y verdaderas para todas las que hemos decidido amarle y obedecer Su Palabra.

Oración: Amado Padre, ayúdanos a correr con paciencia la carrera que tenemos por delante, con fe, y sin desanimarnos. Por Cristo Jesús, amén.

Por: Carmen García de Corniel 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cambiar requiere el Espíritu Santo
Pastor Rick Warren
Despiértame la paz
Jonathan Domingo
Olvida el pasado y, por el contrario, concéntrate en tus metas
Pastor Rick Warren
En Su tiempo
Maestras del Bien
Cinco formas en las que soy como Gedeón
Edurne Mencía
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple