La alegría del Señor

Description

El Dios con quien te has llenado en la salvación anhela producir el fruto de la alegría en tu vida.

Pasaje Bíblico: “Ahora vuelvo a ti, pero digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que tengan mi alegría en plenitud”. Juan 17:13           

Jesús vino a traer plenitud de gozo en el hombre. A menudo vemos cristianos que no muestran un estilo de vida de alegría y, por lo tanto, asumimos que Dios no es un Dios feliz. Vemos toda la oscuridad alrededor y asumimos que Dios suele estar enojado o triste. Pero en Juan 17:13, Jesús oró al Padre: “Ahora vuelvo a ti, pero digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que tengan mi alegría en plenitud”.

La oración de Jesús en Juan 17:13 demuestra dos verdades importantes que nos cambiarán la vida a ti y a mí hoy. Primero, Jesús tuvo alegría. No podríamos tener su gozo si él no lo tuviera primero. Y toda la Biblia apoya la verdad de que dentro de Dios mora la plenitud del gozo. El Salmo 16:11 dice: “Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha”. Y Gálatas 5:22 nos dice que la alegría es un fruto del Espíritu. El Dios con quien te has llenado en la salvación anhela producir el fruto de la alegría en tu vida. Anhela convertirte en una persona alegre de adentro hacia afuera, con una alegría que no está basada en las circunstancias o en los caprichos fugaces del mundo.

En segundo lugar, Juan 17 nos dice que podemos tener la alegría de Jesús para nosotros mismos. El Dios de la alegría anhela llenarte hasta rebosar de satisfacción y esperanza. Él anhela hacer que tu gozo sea abundante y que trascienda lo bueno o lo malo que te rodea. Dios está alegre porque es parte de su naturaleza. Y él anhela que ocurra lo mismo contigo.

¿Crees que Dios es un Dios alegre? ¿Has experimentado lo feliz que es él? ¿Te has reunido con él y has encontrado la alegría y la paz que hay en su corazón? Sofonías 3:17 dice: “Porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos”.  Dios anhela reunirse contigo hoy y llenarte de alegría hasta que desbordes. En Romanos 15:13 Pablo ora: “Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo”. La alegría está disponible para ti si lo crees. Hay esperanza en el Espíritu Santo.

Ven a Dios hoy con todas tus preocupaciones y cargas. Ponlas a sus pies y deja que llene de paz y alegría donde solo abunda la pesadez. Dios anhela liberarte de las cargas de la ansiedad. Él anhela guiarte a una vida de felicidad y libertad en el Espíritu. Al entrar en la oración guiada, elige contarle a Dios cualquier cosa que te haya estado pesando. Ven ante él con fe de que te guiará a pastos más verdes, mientras le ofreces tu corazón y sigues su guía.

Guía de Oración:

1. Medita en el deseo de Dios de llenarte de la alegría de Jesús.

“Ahora vuelvo a ti, pero digo estas cosas mientras todavía estoy en el mundo, para que tengan mi alegría en plenitud”. Juan 17:13

“En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas”. Gálatas 5:22-23

“El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia”. Juan 10:10

2. Pon tus cargas a los pies de Dios. ¿Qué preocupación, problema, circunstancia o relación te ha estado pesando? ¿Qué ha estado robando tu alegría últimamente? Pon todas tus cargas a los pies de tu Padre celestial que te ama.

“Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes”. 1 Pedro 5:7

3. Pídele a Dios que te llene de gozo inexpresable. Pídele que te revele su gozo y que te ayude a llevar el fruto de su Espíritu.

A menudo nos permitimos estar continuamente abatidos en lugar de luchar por el gozo que tenemos disponible en Dios. La alegría es una parte vital de la vida cristiana. No estamos hechos para llevar cargas que nos roban nuestro gozo y nos impiden vivir la vida abundante por la que Jesús murió. El Salmo 16:6 dice: “Bellos lugares me han tocado en suerte; ¡preciosa herencia me ha correspondido!”. Dios tiene planes para guiarte a una vida llena de alegría. Que puedas buscar todas las maravillas y bendiciones que Dios tiene para ti hoy a través del poderoso sacrificio de Jesús.

Lectura Complementaria: Salmo 16

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¡No pierdas de vista la cruz!
Aviva Nuestros Corazones
Cómo soportar cuando la obediencia duele
John Piper
Segundo toque
Pastor Mao
Renovación interior
Pastor Mao
Corazón sano
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple