;

La alabanza: El primer paso para la oración eficaz

Description

La alabanza es la llave que nos abre la puerta a la presencia de Dios.

Orar constantemente cambiará su vida. De hecho, muchas de la bendiciones que Dios quiere que usted disfrute nunca vendrán a menos que ore.

Pienso que todos los cristianos saben que deberían orar, y todos los cristianos desean orar. Pero muchas personas de Dios, si realmente fuesen francas y transparentes sobre este asunto, tendrían que admitir que su vida de oración es mediocre o inexistente.

Durante los próximos devocionales, quiero compartir con usted cuatro puntos sencillos sobre la oración para que así pueda recordar cómo hacer su vida de oración más eficaz y se inspire a orar con más constancia.

Salmos 100 nos ayuda a entender el primer punto importante sobre la oración: la alabanza. Salmos 100:1–4 lo declara bastante bien:

"Aclamen alegres al Señor, habitantes de toda la tierra; adoren al Señor con regocijo. Preséntense ante él con cánticos de júbilo. Reconozcan que el Señor es Dios; él nos hizo, y somos suyos. Somos su pueblo, ovejas de su prado. Entren por sus puertas con acción de gracias; vengan a sus atrios con himnos de alabanza; denle gracias, alaben su nombre."

El versículo 2 nos dice: Preséntense ante él con cánticos de júbilo”. Y en el versículo 4 note la palabra “entrad”. En otras palabras, la alabanza es la manera en la que debe entrar a la presencia de Dios. Es la mejor manera de comenzar su oración.

Cuando quiera dirigirse a Dios, empiece dando gracias. Comience alabándole.

De manera que hoy, y cada día, haga la alabanza el punto de partida para su conversación con Dios.

Related
Gratitud en todo tiempo 
Ama a Dios Grandemente
La práctica de dar gracias
Ama a Dios Grandemente
Quince estrategias para tener gozo
John Piper
Sedientos (Parte 2): Un Rey Sediento
Chris Richards
Viendo a Dios como nuestro Padre
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple