Él nos oye

Description

La oración es un regalo increíble que se nos ha dado, el cual debemos usar y aprovechar al máximo.

Aquel hombre me tocó con la mano y me hizo ponerme de rodillas y apoyarme sobre las palmas de mis manos. Y me dijo: «Tú, Daniel, eres muy amado. Ponte de pie y presta atención a lo que voy a decirte, porque he sido enviado a ti. Mientras aquel hombre me decía esto, yo me puse en pie, aunque tembloroso. Entonces aquel hombre me dijo: «No tengas miedo, Daniel, porque tus palabras fueron oídas desde el primer día en que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios. Precisamente por causa de tus palabras he venido.Daniel 10:10-12

El profeta Daniel era un judío que vivía exiliado en Babilonia. Era un funcionario del gobierno, quien amaba y servía al Señor, y quien nunca había olvidado el dolor de su pueblo, los judíos exiliados. Estaba dolorosamente consciente de que Dios los había enviado lejos de su tierra porque adoraban a dioses falsos, pero también sabía que Dios había prometido que les permitiría regresar después de 70 años. Entonces, cuando supo que el tiempo se acercaba, Daniel comenzó a orar, a ayunar y a buscar a Dios con todo su corazón.

Piensa en eso por un momento. Daniel es un hombre soltero quien ha pasado casi toda su vida a casi 2,000 millas de su casa. Durante toda su carrera laboral ha estado entre extraños, trabajando en un gobierno extranjero y hablando un idioma diferente al suyo. Es una hormiga en el vasto imperio babilónico, sin embargo él habla con Dios. Él clama a Dios pidiendo ayuda. Y cuando parece no obtener respuesta, durante mucho tiempo, él sigue orando.

Ahí es donde comienza este pasaje de la Biblia. Un ángel finalmente visita a Daniel y lo deja totalmente abrumado, tanto que se derrumba. Entonces el ángel tiene que levantarlo y darle fuerzas. El ángel se refiere a él como "Daniel, hombre muy amado" por Dios, ¡qué maravilloso! - y le dice: "Ponte de pie y presta atención a lo que voy a decirte, porque he sido enviado a ti. Tus palabras fueron oídas desde el primer día en que dispusiste tu corazón a entender y a humillarte en la presencia de tu Dios. Precisamente por causa de tus palabras he venido”.

Me pregunto cuánto tiempo le tomó a Daniel asimilar lo que estaba viviendo. Un ángel grande y glorioso estaba parado en frente suyo diciéndole: "He venido por tus palabras". Creo que me habría desmayado de la impresión.

¿Y tú? ¿Tomas en serio la oración? La oración es un regalo increíble que se nos ha dado. "No se preocupen por nada. Que sus peticiones sean conocidas delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias", dice el Señor (Filipenses 4: 6). "Entonces ustedes me pedirán en oración que los ayude, y yo atenderé sus peticiones", dice (Jeremías 29:12). Y Juan nos recuerda: "Y ésta es la confianza que tenemos en él: si pedimos algo según su voluntad, él nos oye" (1 Juan 5:14).

¿Por qué? Solo hay una razón: porque Dios nos ama y nos dio a Su Hijo Jesús como Salvador. Ya no somos rechazados ni extraditados. Por la fe en Jesús, Él nos ha hecho hijos suyos. Y cualquier buen padre escucha a sus hijos cuando le hablan. Aunque seamos como pequeñas hormigas débiles, Dios nos escucha. Seamos agradecidos por el privilegio de la oración, ¡y usémosla!

ORACIÓN: Querido Padre, gracias por dejarnos orar a través de Tu Hijo Jesucristo. Amén.

Preguntas de reflexión:

1. ¿Te sorprendería si apareciera un ángel en tu habitación? ¿Por qué sí o por qué no?

2. Cuando piensas en la tu vida de oración ¿qué es lo que más te cuesta?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La oración de entrega
Bayless Conley
Por escuchar tu voz
Alex Campos
Expande tu medida
Chris Mendez
Viendo a Dios como nuestro Padre
Primeros15
Lo que pedimos
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple