Lágrimas fuera de tiempo

00:00

Description

¿Cómo reaccionamos ante las situaciones difíciles? El llanto es una reacción normal y que puede ayudar, pero hacerlo a destiempo también nos puede estancar.

“Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas.” – Salmo 6:6 RVR1960

“Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente, Cuando la lluvia llena los estanques.” – Salmo 84:6 RVR1960

“Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.” – Salmo 126:5 RVR1960

“He servido al Señor con toda humildad y con lágrimas, a pesar de haber sido sometido a duras pruebas por las maquinaciones de los judíos.” – Hechos 20:19 NVI

“Así que estén alerta. Recuerden que día y noche, durante tres años, no he dejado de amonestar con lágrimas a cada uno en particular.” – Hechos 20:31 NVI

“Así dice el Señor: «Reprime tu llanto, las lágrimas de tus ojos, pues tus obras tendrán su recompensa: tus hijos volverán del país enemigo —afirma el Señor—.” – Jeremías 31:16 NVI


Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

 

Esta mañana me levanté pensando...

… en la manera cómo reaccionamos ante las situaciones difíciles o complejas.

1. Cuando revisamos nuestras reacciones, ¿han sido correctas o incorrectas? ¿qué consecuencias han tenido? ¿de quién hemos aprendido?

2. Todos en algún momento hemos llorado, quizás hoy estás llorando por alguna razón. El rey David lo manifestó así: “Me he consumido a fuerza de gemir; Todas las noches inundo de llanto mi lecho, Riego mi cama con mis lágrimas."

3. ¿Sabías que Dios guarda tus lágrimas en un recipiente? Tus lágrimas hablan delante de Dios. No hay nada malo con llorar, hay momentos para hacerlo, así como hay otros para dejarlo de hacer.

4. Puede suceder que el tiempo para llorar ya ha pasado y nos hemos quedado allí, lo cual evita que Dios hable y haga su voluntad.

5. Las lágrimas fuera de tiempo pueden detener la ejecución del plan de Dios en nuestras manos. Eso era lo que le estaba sucediendo a Samuel cuando no cesaba de llorar por Saúl (1 Samuel 16).

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Jesús amó a Lázaro aunque lo dejó morir
Itiel Arroyo
El «Yo seré» de Dios
John Piper
Luchando con la Palabra
John Piper
Al Taller Del Maestro
Alex Campos
Vuelve
Alex Campos
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple