;

Jesús sólo desea tu bien

Description

Aunque haya personas que te hayan fallado, Jesús es diferente. Él es totalmente digno de confianza.

Empezamos una nueva serie en la que vamos a analizar cuánto Jesús desea realmente tener una comunión profunda con nosotros, y cuánto anhela que vengas ante Él y le abras tu corazón, que le cuentes todo. ¡Comenzamos!

No conozco tu historia, pero sé que la vida no siempre es una placentera travesía por el mar. 

Las experiencias dolorosas nos hacen, por desgracia, tomar consciencia de las intenciones no muy buenas que ciertas personas con las que nos cruzamos tienen hacia nosotros. 

Quizá has vivido algunas situaciones en las que te has sentido manipulado o traicionado y sientes que ya no puedes confiar en nadie:

- ¿Te han hecho alguna vez una promesa que luego no han cumplido?

- ¿Has sido traicionado(a) en tu relación?

- ¿Has  abierto tu corazón a otras personas y has sido juzgado(a) y criticado(a) por ello?

- ¿Tu mejor amigo(a) te ha decepcionado?

Quiero decirte que te comprendo, y me gustaría decirte también que, aunque haya personas que te hayan fallado, Jesús es diferente: Él es totalmente digno de toda tu confianza. Jesús solo desea tu bien, Él  no va a hacerte ningún daño. ¡Al contrario, Él te protege de aquello que quieren alzarse contra ti!

“Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?” (Números 23:19).

Aunque otros te hayan mentido, dañado o traicionado, ten por seguro que Jesús nunca te hará daño, Él sólo desea tu bien. ¡Sí, querido(a) amigo(a), Él es digno de toda tu confianza!

Te invito ahora a abrir tu corazón a Dios, y a que decidas confiarle todas las áreas de tu vida. Dile simplemente:

“Jesús, creo en Ti. Gracias por recordarme hoy que eres digno de toda confianza. Vengo ante ti ahora, Señor, y te digo: ¡Gracias, Señor Jesús! Amén” 

¡Que disfrutes de un bendecido día!

Gracias por existir,
Éric Célérier

Related
Nuestro ayudador en la oración
Dr. Charles Stanley
La oración de fe
Bayless Conley
A Dios le importa nuestro presente
Primeros15
¡No temas a nada!
Un Milagro Cada Día
¡Escucha a tu Consejero Divino!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple