;

Instrumentos en las manos de Dios

Description

Debemos ser una hoz afilada en las manos de Dios en Su gran plan para la redención de la humanidad.

En el devocional anterior vimos la primera señal de una persona que ha perdido su filo espiritual: el no reconocer la voz del Espíritu Santo ni Su dirección.

La segunda característica de alguien que ha perdido su filo espiritual es que pierde su utilidad como instrumento en las manos de Dios.

Apocalipsis 14:14-16 nos dice:

"Y miré, y he aquí una nube blanca, y sentado en la nube estaba uno semejante a hijo de hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz afilada. Entonces salió del templo otro ángel clamando a gran voz al que estaba sentado en la nube: Mete tu hoz y siega, porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. Y el que estaba sentado en la nube blandió su hoz sobre la tierra, y la tierra fue segada." (LBLA)

Aquel que estaba sentado en la nube con una corona en Su cabeza es el Señor Jesucristo. La mies de la tierra es la salvación de la humanidad perdida, hombres y mujeres que aún no tienen una relación con Dios.

Entonces, ¿qué o quién es la hoz afilada? Es la Iglesia. Es usted. Soy yo. Si Dios va a segar la mies de la humanidad perdida, lo hará a través de Su pueblo.

Usted y yo debemos ser una hoz afilada en las manos de Dios en Su gran plan para la redención de la humanidad. Eso significa que el ama de casa, el médico, el empresario, el estudiante, el conductor—cada uno de nosotros debemos estar extendiendo nuestra mano a cualquier trabajo práctico para el cual hemos sido dotados a hacer para ver a las personas salvas y ejerciendo su discipulado.

Determinemos ser un instrumento efectivo—una hoz afilada—en las manos de nuestro Dios.

 

Related
La salvación anda en burro, digo, Ciro
Andrés Spyker
¡Vamos de pesca!
Bayless Conley
Cristianismo de consumo
Alex Sampedro
Privilegiados de compartir la tarea
Cristo Para Todas Las Naciones
¡Id y haced discípulos!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple