;

Imparables

00:00

Description

El mejor ejemplo de una persona imparable la tenemos en Jesús, y la primera característica que lo llevó a ello fue su mansedumbre.

“Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.” – Mateo 5: 5 RVR1960

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en lo que significa ser alguien imparable. A simple vista lo primero que llega a nuestra mente es algo o alguien a quien nada frena ni puede detener.

1. Desde el plano espiritual y desde nuestra identidad como hijos de Dios, entendemos que mansedumbre no significa debilidad, sino que es la fuerza que habita en nosotros de manera controlada con un fin específico y diferente para hacer las cosas.

2. A través de la palabra de Dios aprendemos que una persona mansa no pierde el control ni el equilibrio de sus emociones y sentimientos, nunca reacciona con desespero, y comprende que la verdadera mansedumbre no es debilidad, al contrario, es una fuerza que tenemos bajo control.

3. Ser mansos no tiene relación alguna con dejarnos pisotear o maltratar por otra persona; por mucho tiempo hemos caído en el error de creer que mansedumbre tiene alguna relación con no tomar las riendas.

4. Ser manso significa que podemos controlar nuestras emociones y sentimientos, que tenemos la rienda correcta, y ya no reaccionamos de manera exagerada como la gente quisiera que reaccionáramos.

5. Dios levanta la mansedumbre en nuestras vidas como aquello que necesitamos para convertirnos en personas imparables en nuestro propósito; necesitamos la mansedumbre para cumplir nuestros sueños, para hacer realidad el propósito y para vivir la vida de manera exitosa.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
(Lucas 18:15-43) Jesús, los niños y el joven rico
LUMO
Dios nos disciplina en amor
Primeros15
La restauración de la autoridad
Primeros15
Adquiriendo ojos espirituales
Primeros15
Jesús se humilló, ¡por eso Dios le exaltó!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple