Hoy

Description

No dejes que la vida se te vaya entre ayer y mañana, cuando “el presente” espera por ti.

“¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”, Santiago 4:13-14

Nada es más hermoso que el presente… que el día de hoy.

Los recuerdos son hermosos, pero pertenecen al ayer; son historia. Solo en algunos casos quedan las fotos o los videos. Ayer ya pasó. Nada podemos hacer para devolver el tiempo y cambiar lo que ya fue. Pudo haber sido hermoso, pero no podemos avanzar y proseguir a la meta del supremo llamamiento, mirando hacia atrás, así sea por el espejo retrovisor. Ocurre también que si miramos continuamente hacia atrás, nos perdemos lo que está por delante. 

Si por el contrario vivo en el mañana, me pierdo lo que hay hoy; lo que el presente me trae. Además, el mañana es un lugar que aún no existe y por eso corro el riesgo de llenarme de ansiedad por la incertidumbre de lo que traerá. Si de todos modos, mirando el mañana, no puedo ver más allá del horizonte, ¿por qué no vivir en el “hoy”?

Yo prefiero mil veces el día de hoy; el presente que Dios me ha dado. Hoy puedo corregir lo que en el pasado me causó dolor, pérdidas y frustraciones, para no volverlo a repetir. Pero lo hago sin dejar que ayer me deje estancada allá o impida vivir acá; en el hoy. Hoy también puedo planear lo que deseo que el mañana sea de mi vida en cuanto de mí dependa, sin dejar que el futuro me controle e impida disfrutar las bendiciones de hoy.

Amadas, “hoy”, el presente, es un regalo de Dios. Santiago 4:14 dice que: “la vida es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece”, lo que implica que “hoy” es muy breve y pronto pasará. Ama, vive, sirve, disfruta, llora, ríe, trabaja y dale lo mejor a Cristo. No dejes que la vida se te vaya entre ayer y mañana; el pasado y el futuro, cuando “el presente” espera por ti. Si Dios te ha dado el “hoy”, haz algo útil de él.

Oración: Señor, ayúdame a ubicarme en el tiempo presente y vivir a plenitud lo que “hoy” tú me ofreces. No deseo más desperdiciar mi tiempo. Solo tengo esta oportunidad y quiero hacer buen uso de ella. En el nombre de Jesús, amén.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuando de triunfar se trata, Jesús nos enseña
Wendy Bello
Corre para ganar
Wendy Bello
Energía para los quehaceres de hoy
John Piper
El secreto del éxito en nuestros proyectos
Dr. Carlos Barbieri
Miedos
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple