Haciéndolo bien

Description

No es lo mismo conocer a Jesús que saber con claridad quién es Él.

“Al llegar a la región de Cesarea de Filipo, Jesús preguntó a sus discípulos: ‘¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?’ Ellos dijeron: ‘Unos dicen que es Juan el Bautista; otros, que es Elías; y otros, que es Jeremías o alguno de los profetas.’ Él les preguntó: ‘Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?’ Simón Pedro respondió: ‘¡Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente!’” – Mateo 16:13-16

Mi esposo es un pastor con sentido del humor. Cada vez que le pregunto qué va a predicar esta semana, dice: “Voy a predicar sobre ‘¿Quién es Jesús?’” Si hubiera predicado sobre ese tema cada vez que dijo que lo haría, estaríamos ¡cerca de cinco mil sermones sobre él!

Aún así, dijo algo correcto. La pregunta “¿Quién es Jesús?” es muy importante. Pedro respondió a Jesús acertadamente: “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” ¿Qué significa esto para nosotros?

En primer lugar, que Jesús es el Cristo, el Ungido, el único que Dios escogió para ser nuestro Rey y Salvador. Él es aquél a quien Dios prometió enviar hace mucho tiempo a este mundo. Todos los profetas predijeron su venida. Esto significa que podemos confiar en él. Él no es un Mesías autoproclamado que nos defraudará en tiempos difíciles. La plena autoridad de Dios lo respalda. Lo que él dice y hace es lo que Dios le envió a hacer y decir. Él es completamente confiable.

Segundo, él es el Hijo del Dios viviente. Jesús no es simplemente un hombre, por más maravilloso que sea. De hecho, él es Dios mismo, la segunda persona de la Trinidad, enviada por Dios el Padre para convertirse en un ser humano entre nosotros. Esto significa que no está limitado. La Biblia dice: “Por eso, también puede salvar para siempre a los que por medio de él se acercan a Dios” (Hebreos 7:25). Debido a que él es el Hijo de Dios, su sufrimiento y muerte en la cruz son suficientes para rescatarnos a todos y resucitarnos de la muerte, tal como él mismo resucitó.

ORACIÓN: Señor, ayúdame a reconocer y a confiar en que eres quien dices que eres. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Qué nombre o título de Jesús está más cerca de tu corazón y por qué?

- ¿Por qué es importante saber quién es Jesús?

Por: Dra. Kari Vo

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La Tumba Está Vacía
Frank López
La Historia de la Cruz (Parte 2)
Frank López
Verdad en Términos Relativos (Parte 2)
Ravi Zacharias
La finalidad del Evangelio
John Piper
Dios perdona y aun así es justo
John Piper
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple