Grande en poder

Description

Entender ésta verdad sobre Dios nos debe ayudar a sobrepasar aun las circunstancias más irracionales.

“Jehová es… grande en poder”, Nahúm 1:3

De este hermoso libro tomamos uno de sus muchos tesoros para nuestra consideración. Dios se presenta aquí como quien es grande en poder. Quiere decir que, quien conoce nuestra situación y el que escucha nuestras oraciones, puede acudir en nuestra ayuda y darnos cuanto necesitamos porque, siendo grande en poder, nadie puede oponerse a Su voluntad.

Su fuerza es de tal dimensión que su nombre es el Todopoderoso. En nuestras mayores dificultades podemos mirar al texto y sentir el aliento de la segura confianza que hay en Él mientras decimos: “Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible” (Mateo 19:26).

Dios se rodea de poder en todo cuanto hace. El universo entero es obra de Su mano y los astros que tachonan luminosos cada noche son un juego de Sus dedos. En un plano más próximo, la historia se desarrolla para llevar a cabo Su propósito que ejecuta en ella conforme a Su voluntad.

Este admirable y poderoso Dios está atento a cada uno de nosotros. Ninguna situación personal escapa a su conocimiento; ninguna oración deja de ser oída por Él.

Desde el principio de nuestra existencia se manifestó Su poder para darnos vida y tenemos que decir como el salmista: “Tú me hiciste en el vientre de mi madre” (Salmo 139:13). Dios se ocupó de los más pequeños detalles para hacernos lo que somos. Además, diseñó con minuciosidad cada página de nuestra existencia.

Todo el devenir de nuestra vida es conocido por Él antes de que se produzca, porque“en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas”, o dicho de otro modo, “en tu libro mis días fueron delineados, cuando no había ninguno de ellos” (Salmo 139:16).

Nos conoce como jamás nadie podría conocer a otro y debemos entender que cualquiera que sea la experiencia por la que estemos pasando se está produciendo conforme a Su propósito. Tal vez hoy estemos rodeados de alegría, pero también los momentos de lágrimas son conocidos para Él.

Los tiempos en que nos sentimos rodeados de amigos y aquellos en los que la soledad es la compañía de nuestro camino están trazados en su omnipotencia y conducidos por Él para nuestro bien.

De la bonanza permitirá que pasemos a carecer de lo más elemental para nuestra vida. Otras veces en lugar de salud consentirá la experiencia de la enfermedad. Tiempos de comunión familiar darán paso a la partida de alguno de los nuestros, dejando el corazón herido y el alma angustiada por su ausencia.

Acaso tenga para nosotros días de desprecio y persecución. No importa lo que ocurra, la grandeza de Su poder estará sustentando nuestras vidas y nos hará atravesar en victoria el frío del río de la prueba o el calor abrasador de la dificultad.

Debo entender que Su poder está dispuesto para mi cuidado. Las horas de angustia y los días de lágrimas se tornan en profunda calma cuando siento que Él está conmigo. El que dijo: “Todo poder me es dado en el cielo y en la tierra” es el que también dice: “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”. Su Palabra orienta mi visión.

Oración: Gracias Señor, porque acaso siento ahora mi debilidad frente a la situación que atravieso de modo que mi fe se debilita y mi esperanza flaquea, pero tengo la seguridad de que nada será insuperable porque mi Dios es grande en poder.

Por: Samuel Pérez Millos 

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El poder de Dios en mi enfermedad
Aviva Nuestros Corazones
Deja de esperar la vida perfecta
Wendy Bello
¡Sustentadas!
Larissa Sosa-VanHorn
Verdad que permanece
Larissa Sosa-VanHorn
Será salvo
Maestras del Bien
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple