¡Gracias a Dios por el caos!

Description

Rafaela Luciano nos comparte una peculiar lista de gratitud... ¿Puedes dar gracias al Señor por el caos en tu vida?

Hablando en estos días con un grupo de amigas tratamos el tema de la gratitud y una de ellas comentaba de un artículo que le habían compartido sobre una manera positiva de ver la vida en general. Sus palabras me hicieron pensar que ciertamente no muy a menudo doy gracias a Dios por el caos en mi vida.

Me imagino que pensarás, "¡se está volviendo loca!"; bueno, ahora te explico:
Como madres, mucho del día a día se convierte en un hermoso desorden y cada caos es diferente según la estación de tu vida, pudiendo originar peculiares motivos de gratitud:

- Gracias a Dios por los montones de juegos y caminos de legos regados por el suelo, porque esto me indica que ellos son niños sanos y alegres que gozan su edad.

- Gracias Señor porque cada mañana debo entrar al cuarto desordenado de mis hijos, pues esto es señal de que ellos no solo tienen lo que necesitan sino que tienen todas sus facultades para desarrollarse en la vida.

- Gracias Padre por la comida regada en la mesa, el agua derramada y los platos rotos, ellos son el resultado de tu provisión diaria y el desarrollo de las destrezas físicas de mis hijos que todavía no han madurado.

-Gracias Jehová por los desvelos que sufro cuando los niños están enfermos, porque me has dotado de la capacidad para cuidarlos y amarlos lo cual, debido a mi falta de tiempo, significa que me has dado más gracia.

- Gracias porque debo invertir mis horas ayudando a los míos, porque esto me permite aprender a imitar a nuestro Señor Jesús quien no vino para ser servido sino para servir.

- Gracias por las paredes sucias, el piso mojado, la ropa manchada, los juguetes rotos o dañados, ellos simplemente son una estación temporal que me da la oportunidad de disfrutar y que, por tanto, pasará.

- Gracias por no poder dormir todo lo que quiero, porque esto me da la oportunidad de levantarme temprano y preparar alimento a mi familia.

- Gracias por lo cansada que me siento al final de algunos días, porque me diste la energía que necesité durante el día y las fuerzas se agotaron para un buen descanso.

Mi lista de gratitud pudiera seguir, pero ahora quiero animarte a que tú también identifiques en la etapa de tu vida en la que te encuentres (casada, soltera, con hijos, sin hijos, nido vacío, etc.) los "hermosos caos" que te pueden llevar a dar gracias a Dios.

"Dad gracias al Señor, porque Él es bueno", Salmo 118:1

Por Rafaela Luciano de Vinas

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo ven los niños a Dios
Dr. Charles Stanley
Una familia firme
Dr. Charles Stanley
Cuando soy débil...
Wendy Bello
Relaciones Vitales (Parte 3): Paternidad
VidaIn
"Mi hijo es el centro del universo"
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple