Fruto que perdure

00:00

Description

El plan de Dios con la poda no es sólo que nosotros nos beneficiemos del fruto producido, sino que trascienda en nuestra descendencia y el mundo que nos rodea.

“Él corta de mí toda rama que no produce fruto y poda las ramas que sí dan fruto, para que den aún más. Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada”. – Juan 15:2, 5 NTV


Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

 

Esta mañana me levanté pensando...

… en que si tuviera que ponerle un nombre a esta semana la llamaría, “la semana de mejorar el fruto”. Vamos a llamarla: “la semana de perfeccionar resultados”.

1. Cuando nuestra relación con la vid comienza a crecer y pasamos por procesos de poda en nuestra vida, todo a nuestro alrededor comienza a ser mejor. No porque las circunstancias o las personas sean diferentes, sino porque nosotros somos mejores después de la poda.

2. Nuestros frutos o resultados los disfrutarán las generaciones venideras. No solo nuestra descendencia directa, sino la sociedad y el mundo. Esto es posible porque los frutos están diseñados para trascender; siempre habrá alguien que recoja nuestro fruto y saque lo mejor de allí.

3. La permanencia en la vid nos hace entender que nacimos para dar fruto. Es una verdad que debe llenar nuestros pensamientos, nuestro lenguaje y nuestras acciones.

4. Por nuestro fruto seremos recordados por las siguientes generaciones. Es mejor que nos recuerden por una cosecha excelente y abundante, y no por una desagradable y escasa.

5. ¿Crees que puedes o debes hacer algo para que tu fruto mejore? ¿Qué estarías dispuesto a hacer para ser mejor padre, hijo, amigo, pareja? ¿Qué estarías dispuesto a hacer para ser mejor líder?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Edificando (Parte 5): Una vida generosa
Chris Richards
Así lo veo yo (Parte 4): Extraordinario
Juan Vereecken
El orden correcto
Pastor Mao
Miedos
Sixto Porras
Espíritu de división
Andrés Corson
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple