Frágiles pero poderosas

Description

En las suaves manos de las mujeres recae la labor más grande de la sociedad; una labor que se ha descuidado con el tiempo.

“Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos”, Tito 2:3-4

¡Dios le ha provisto a la mujer de manos frágiles pero poderosas!

Si de papeles importantes se trata, no existe otro más elevado que el de formar el carácter de los hombres y mujeres que componen la sociedad. Vemos esta verdad realizada en la vida de Timoteo (2 Timoteo 1:5) y Salomón (Proverbios 31:1), entre otros; hombres con un carácter formado por sus madres.

Es la mano frágil de la mujer que mece la cuna, pero a la vez es su mano poderosa que mece al mundo mediante la formación de sus hijos en el seno del hogar. Justamente el papel que el movimiento feminista busca que abandonemos. ¿Astutas verdad?

Tanto tiempo que Pablo le escribió a Tito dándole órdenes claras y precisas, que hemos obviado y que han resultado en la penosa mundanalidad y corrupción de nuestra juventud.

Dios nos ha dado la solución y está en las manos de las madres. Arrepintámonos por el descuido y abandono de nuestra principal labor y echemos la buena batalla de la fe mediante la oración, instrucción y el cuidado de los hijos. Del mismo modo, asegurémonos de darles un buen testimonio.

Amadas, volvamos en sí y rescatemos el regalo más preciado que Dios nos confió: los hijos; nuestra primera, más grande e importante empresa.

Oración: Perdóname ¡Oh Señor! por un descuido tan grande. Hoy me propongo obedecerte sin vacilar. Dame sabiduría y ayúdame a criar bien a mis hijos para tu gloria, para su bien y para bendición de la sociedad. Por Cristo, amén.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Preparando una morada
Aviva Nuestros Corazones
¿Hogar perfecto?
Maestras del Bien
Amar como Dios ama (Parte 1)
Cathy Sheraldi de Núñez
Palabras de vida o muerte
Edurne Mencía
Los días de tu juventud (Parte 2)
Violeta Guerra
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple