Finanzas en el matrimonio (Parte 1)

Description

El dinero es tal vez la principal fuente de problemas en los matrimonios. Ante ello, el Dr. Panasiuk nos da cinco pasos que toda pareja debe aplicar.

¿Cómo deben manejar las finanzas los matrimonios?

Yo creo que el tema del dinero se ha convertido en la fuente de estrés más importante en los matrimonios del continente. Algunos estudios en Estados Unidos indican que el dinero es la causa más común por lo que las parejas se divorcian. Hay que prestarle atención a estas estadísticas. Algo nos está pasando con el manejo económico en la casa, ¡y no es muy bueno que digamos!

Para evitar problemas, yo les recomiendo a los matrimonios que hagan cinco cosas:

1. Debemos incrementar la comunicación sobre el tema.

Todas las semanas deberíamos tener un tiempito para poner al día las finanzas del hogar y hablar de cómo nos está yendo con el manejo del dinero. Preguntarnos “¿Dónde estamos y dónde deberíamos estar con nuestro Plan?, ¿Qué tenemos que cambiar en nuestro Plan para la semana que viene?, ¿Para qué nos tenemos que preparar?, ¿Cuánto dinero tenemos para cada uno esta semana que viene?” y cosas por el estilo. Además, todos los meses deberíamos balancear nuestras cuentas con las del banco y una vez al año deberíamos tener un “retiro financiero” para planear el año siguiente.

2. Debemos aceptarnos y crear espacios seguros.

Necesitamos tener espacios seguros para decirnos la verdad. Si la primera vez que “metí la pata” con el dinero tú me maltratas, me gritas y me haces pasar un mal momento, entonces la próxima ya no te lo digo; seré tonto, pero no masoquista. Se requiere tener en la pareja un lugar seguro para que nos podamos decir, con honestidad, los problemas en los que nos hemos metido. Eso nos ayuda a aprender la lección, a decidir juntos qué regla o herramienta vamos a diseñar para no volver a cometer el mismo error y a sufrir juntos las consecuencias de las malas decisiones. Eso lleva a tener una vida de pareja sana y finanzas más sólidas.

3. Debemos adoptar principios comunes.

Para eso hay que leer libros sobre finanzas que estén firmemente anclados en la Palabra de Dios. Yo no estoy en contra de todo lo que dicen los otros libros de finanzas que escriben los “gurús” financieros de hoy, pero ellos beben de una filosofía que se llama “el Materialismo” y otra que se llama “el Positivismo”. Nosotros bebemos de una fuente muy diferente. Hay que ponerse de acuerdo en adoptar principios “P” -principios de la Palabra. Por ejemplo:  La Entrega, El Orden, La Libertad, La Gratificación Diferida, El Ahorro, La Perseverancia, La Frugalidad (o La Moderación), La Prevención, y otros principios como éstos que muchas veces se oponen a la forma en la que piensa el resto del mundo. Eso nos llevará a tomar decisiones mucho más sólidas y a ponernos de acuerdo mucho más rápido (¡y discutir mucho menos!).

4. Debemos diseñar apropiadamente la pareja.

Lamentablemente, muchas parejas de hoy no viven vidas de parejas -viven vidas de compañeros/as de universidad. En la universidad, cuando compartían un departamento o una habitación con otro estudiante se dividían las tareas y separaban los gastos. Una vez que se casan, las nuevas parejitas continúan haciendo lo mismo. Dicen: “Este es mi dinero… y ese es tu dinero. Con mi dinero hacemos esto y aquello, pagamos esta cuenta y la otra. Con tu dinero, pagamos aquello y lo otro…” ¡Viven vidas separadas bajo el mismo techo! Eso, por supuesto, es una locura.

El diseño apropiado para la pareja es ser una sola carne. Y una sola carne debe tener UN SOLO pozo económico: todas las entradas deben ir a un mismo lugar y de ese lugar se debe sacar el dinero para pagar todos los gastos de la familia. Cuando dividimos el dinero, también allí comienzan las medias-mentiras y las mentiras y media. Empiezan los engaños y comenzamos a resquebrajar uno de los pilares fundamentales de la pareja: la confianza.

5. Debemos tener herramientas que nos ayuden.

Finanzas exitosas requieren de una serie de herramientas y vehículos que nos ayuden a llegar allí. Si queremos ir a Disney podemos caminar y nadar… o podemos tomarnos un avión y rentar un auto. Es mejor volar y manejar (aunque requiera de entrenamiento y aprendizaje para saber cómo hacerlo).

Un buen Plan para controlar gastos, un plan para salirse de las deudas, un plan de inversiones a largo plazo y algunas reglas de vida pueden ayudar muchísimo a vivir financieramente sanos (reglas como:  “si vamos a gastar más de $50 dólares, nos tenemos que llamar antes de hacerlo”, “si vamos a gastar algo que no está en el presupuesto, debemos estar los dos de acuerdo”, “para hacer un gasto, nuestros niños necesitan dos ‘si’ -uno de mamá y otro de papá”… y cosas por el estilo).

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Finanzas en el matrimonio (Parte 2)
Dr. Andrés Panasiuk
Encontrando el balance
Dr. Andrés Panasiuk
Una misma mente
Dr. Andrés Panasiuk
Guía para controlar sus gastos: Plan de gastos familiar
Dr. Andrés Panasiuk
Guía para controlar sus gastos: Presupuesto
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple