Fe y confianza

Description

Para poder profundizar en la plenitud de la vida abundante que tenemos disponible, debemos aprender a posicionar nuestros corazones.

Pasaje Bíblico: “En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan”. Salmo 9:10

Nuestra fe y nuestra confianza, y el lugar donde las depositamos, funcionan como si fueran el dinero de nuestro corazón: tenemos una cantidad limitada de fe y confianza para invertir y podemos ganar o perder dependiendo de dónde decidamos hacerlo. La Biblia es clara en que no podemos poner nuestra fe y confianza tanto en Dios como en el mundo. No podemos elegir el dinero y Dios como nuestros anclajes de esperanza. No podemos elegir tanto la opinión del hombre como la de Dios. No podemos elegir nuestra propia voluntad y la suya. Debemos, momento a momento, elegir dónde invertiremos nuestra limitada y valiosa moneda de fe y confianza.

Si nosotros, como hijos de Dios, creemos verdaderamente que su palabra es verdad, hoy tenemos disponible una vasta reserva de paz y alegría. La Biblia es clara acerca de lo que obtenemos a cambio de poner nuestra fe y confianza solo en Dios. Jesús dijo en Mateo 6:30: “Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?”. Y luego en el versículo 34 Jesús dijo: Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas”. ¿Cómo sería para nosotros tener una fe tan verdadera en Dios que hiciera que no nos preocupáramos realmente por el mañana? ¿Qué tipo de paz nos traería como para hacernos colocar verdaderamente las preocupaciones, las cargas y el estrés de este mundo sobre los hombros del Dios Todopoderoso y que todo lo ama?

Para profundizar en la plenitud de la vida que tenemos a nuestra disposición en Jesús, es necesario poner nuestra fe y confianza solo en Dios. Nunca experimentaremos la paz del cielo si nuestra esperanza está en esta tierra. Nunca experimentaremos el poder y la ayuda del Espíritu Santo si nuestra esperanza está en nuestras propias habilidades, talentos y fortalezas. Nunca experimentaremos plenamente la satisfacción de ser verdaderamente amados si depositamos nuestra esperanza de afirmación en las opiniones de los demás. El único camino para experimentar verdaderamente la vida abundante disponible para nosotros en Jesús es poner nuestra fe y confianza solo en él.

Jeremías 29:13 promete: “Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón”. Elige depositar tu fe y confiar solo en Dios hoy para que puedas buscarlo “de todo corazón”. Pon tu esperanza solo en él porque él solo es fiel. Haz lo que 1 Pedro 5:7 te ordena y “[deposita] en él toda ansiedad, porque él cuida de [ti]”. Nada en el mundo te dará un resultado de tu inversión de fe y confianza como el que te puede dar Dios. Dios tomará tu fe y confianza y la multiplicará hasta que tu vida sea un reflejo perfecto de su bondad amorosa. Que encuentres verdadera satisfacción, paz y gozo en Dios al coronarlo como Rey de tu corazón.

Guía de Oración:

1. Medita en la importancia de poner tu fe y confianza solo en Dios.

“En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan”. Hebreos 11:6

“En ti confían los que conocen tu nombre, porque tú, Señor, jamás abandonas a los que te buscan”. Salmo 9:10

2. ¿En qué cosas has estado poniendo tu fe y tu confianza, que no sea en Dios? ¿En qué has puesto tu esperanza? ¿Dónde has estado guardando tesoros en lugar de con tu Padre en el cielo?

“Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar”. Mateo 6:20

3. Confiésale esos pecados a Dios y pon tu fe y confianza solo en él. Recibe su amor y descansa en su fiel presencia. Permítele que te revele lo que desea para ti para que conozcas las maravillas de sus increíbles sueños para ti.

“‘Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes’ —afirma el Señor—, ‘planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza’”. Jeremías 29:11

“Esto lo hizo Dios para que todos lo busquen y, aunque sea a tientas, lo encuentren. En verdad, él no está lejos de ninguno de nosotros”. Hechos 17:27

Poner tu fe y confianza solo en Dios no es liberarse de la necesidad de actuar, ser responsable y trabajar, sino posicionarse para recibir poder, orientación y gracia para cada acción, responsabilidad y trabajo. Poner nuestra fe y confianza solo en Dios es humillarnos ante Dios como nuestro Rey, Pastor, Ayudador y Proveedor, para que todo lo que hagamos se haga a través de él. Que tu vida se llene con su presencia amorosa, su guía y su poder al depositar tu fe y confianza solo en él.

Lectura Complementaria: Hebreos 11

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Espere en Dios
Bayless Conley
¿Te acercas a Él en las tribulaciones? (Parte 1)
Cathy Scheraldi de Núñez
¿Te acercas a Él en las tribulaciones? (Parte 2)
Cathy Scheraldi de Núñez
Abraham, un hombre de conquista: La espera
Edwin Castro
¿Qué voz escuchas?
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple