;

Expectativas sobre los hijos

Description

El hecho de que estemos formando una familia cristiana no quiere decir que nuestros hijos ya lo sean.

“Como manzanas de oro en engastes de plata es la palabra dicha a su tiempo” – Proverbios 25:11

Incluso los cristianos más humildes son rápidos para presumir de los logros de sus hijos, sobre todo si se trata de algo en la obra del Señor.  

Es como si quisiéramos validar nuestros compromisos a través de nuestros hijos. Si somos elevados espiritualmente por los logros de nuestros hijos, entonces también somos desmoralizados por sus fracasos.

Ya es hora de que nos demos cuenta de que Dios no tiene nietos o hijastros - sólo  hijos. Cada uno decide individualmente seguir o no seguir al Señor. Esto no quiere decir que no debemos guiar a nuestros hijos, corregirlos o animarles, pero debemos reconocer ese derecho a elegir, tal como lo hicimos nosotros.

Sería muy bueno si todos los niños fuesen tan inteligentes como la mayoría de los padres y pudiesen aprender sin ningún tipo de dificultades personales, tal como lo hicimos nosotros, ¿verdad?

Comparte fracasos que has tenido con tus hijos y permíteles observar que los cristianos no han llegado totalmente - estamos todos en camino. Experimenté un evento como este cuando uno de mis hijos llegó a casa de la universidad para pedirme ayuda con su cuenta corriente.

Tenía ocho cheques sobregirados y $70 dólares en cargos por sobregiro. No hace falta decir que estaba desanimado. La única cosa peor para mí, como un asesor financiero cristiano, sería que mi propia cuenta estuviese sobregirada (lo cual pasó un verano cuando se me olvidó hacer una deposito).

Dios usó el problema de mi hijo para ayudarme a darme cuenta de que el hecho de que enseño disciplina financiera no significa que mis hijos lo entiendan. Pude compartir por qué los principios financieros están en la Palabra de Dios.

En primer lugar, establece un ejemplo; luego, dirige y anima a tus hijos. 

 

Lectura Bíblica Diaria

Números 19-21

Related
Un eco para el futuro
Alejandro Mendoza
Historias para la memoria
Maestras del Bien
La más alta definición del amor
Dr. Jorge H. López
Dos clases de oraciones
Pastor Mao
Deje de criar a sus hijos como los paganos (Parte 1)
Vida en Familia Hoy
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple