Estirando el dinero

Description

En medio de las dificultades económicas, es importante no caer en la trampa de las ofertas que prometen una ayuda falsa.

“Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad”, Filipenses 4:12

En los últimos tiempos, cuadrar el presupuesto mensual familiar se ha vuelto un reto difícil de lograr. Todas las facturas por servicios fijos han sufrido incrementos considerables. El precio de la comida y el combustible se llevan más del 50% del presupuesto de los “simples mortales” y ni qué decir de las facturas por concepto de medicina y servicios de salud.  

Por eso no podemos sumar a nuestro ya comprometido presupuesto los efectos devastadores de comprar todo lo que está en oferta, por lo que necesitamos una mente enfocada y un corazón entendido que nos libren del colapso financiero. He aquí algunos consejitos:

- Borra las ofertas que a diario te llegan a tu correo, sobre todo las de comida y belleza.

- No hagas caso de las ofertas del periódico.

- Haz una lista para ir al supermercado y no hagas caso a los baratillos del día.

- Cuidado con los especiales 2 x 1. Aprende a calcular el precio real que pagarás.

- Haz la menor cantidad de compras con tarjeta de crédito. Estas nos dan un falso sentido de libertad.

- Salda el total del corte de tu tarjeta de crédito. Si la financias pagarás intereses muy altos. Compra solo lo que puedes pagar mensualmente y juega con la fecha de corte.

- Toma la menor cantidad de préstamos posibles. Si puedes pagar una cuota por el préstamo, quiere decir que también puedes ahorrar y comprar con tu propio dinero.

- Planea tus compras extraordinarias junto a tu esposo y ahorren para hacerlas en efectivo y así recibir mejores descuentos.

- Procura hacer alguna venta o trabajo extra que te genere ingresos adicionales, siempre y cuando no interfiera demasiado con tus deberes de esposa y madre.

- Cuando vayas a comprar hazte estas preguntas: ¿Realmente lo necesito? ¿Puedo pagarlo sin comprometer el presupuesto familiar?

Amadas hermanas, nuestro Dios nos ha regalado en Su Palabra multitud de consejos para administrar nuestras casas; busquemos esa sabiduría en la lectura de la Biblia. No nos olvidemos de que una mujer sabia edifica su casa y que la necia con sus manos la derriba. No seamos conformistas, pero aprendamos a esperar el tiempo oportuno para cada cosa. Más que todo, aprendamos a pedir a nuestro Padre Celestial quien suplirá todas nuestras necesidades.

Oración: Padre ayúdanos a estar agradecidas en medio de las circunstancias que nos ha tocado vivir. Danos gozo en medio de la escasez, recuérdanos cada día que las cosas que más alegría nos dan, las hemos recibido gratuitamente de ti: la vida, la salvación, la familia, los amigos, la salud, la naturaleza y sus encantos. Padre, ayúdanos a ser buenas administradoras de nuestros hogares. En Cristo te lo pedimos. Amén.

Por: Belinda Castellanos

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo ser bíblicamente astuto con tu dinero
Pastor Rick Warren
¿Cómo Ahorrar Dinero?
Dr. Andrés Panasiuk
Ley del alma impaciente
Dr. Andrés Panasiuk
Dios, tú y el dinero (Parte 1)
Larissa Sosa-VanHorn
Dios, tú y el dinero (Parte 3)
Larissa Sosa-VanHorn
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple