;

¿Estás preparado?

00:00

Description

Dios nos bendice no solo para disfrutar del presente, sino para prepararnos para lo que puede venir en el futuro.

“Los siete años de abundancia en Egipto llegaron a su fin y, tal como José lo había anunciado, comenzaron los siete años de hambre, la cual se extendió por todos los países. Pero a lo largo y a lo ancho del territorio de Egipto había alimento. Cuando también en Egipto comenzó a sentirse el hambre, el pueblo clamó al faraón pidiéndole comida. Entonces el faraón le dijo a todo el pueblo de Egipto: «Vayan a ver a José, y hagan lo que él les diga». Cuando ya el hambre se había extendido por todo el territorio, y había arreciado, José abrió los graneros para vender alimento a los egipcios. Además, de todos los países llegaban a Egipto para comprarle alimento a José, porque el hambre cundía ya por todo el mundo.” – Génesis 41: 53-57 NVI

“¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos. Perezoso, ¿cuánto tiempo más seguirás acostado? ¿Cuándo despertarás de tu sueño?” – Proverbios 6: 6-9 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en que cuando está por comenzar una nueva temporada en nuestras vidas debemos anticiparnos y estar preparados.  

1. Es necesario anticiparnos a diferentes circunstancias; el Espíritu Santo se encarga de prepararnos y darnos la fuerza que necesitamos para cuando lleguen diferentes momentos. La historia de José nos enseña que mientras él disfrutaba de siete años de abundancia, constantemente se preparó en guardar alimento para cuando llegaran los siete años de crisis.

2. Si eres de los que se anticipa y vive de manera previa, no solo tendrás la habilidad para responder cuando se te delegue algo, sino que podrás asumir el liderazgo de velar por otros.

3. Vivir de manera anticipada y en orden nos permite disfrutar de las bendiciones de Dios. José no sacó excusas para recoger, almacenar y contabilizar de manera organizada las provisiones y anticiparse a lo que estaba por venir; por eso Dios lo bendijo y además lo usó como un instrumento para bendecir a otras personas.

4. Dios termina temporadas de bienestar en nuestra vida con el fin de llevarnos a vivir momentos para los cuales, por nuestra comodidad, no estábamos preparados.

5. Cuando los planes que tenemos en nuestro corazón son direccionados por Dios, podremos entonces responder ante un momento difícil como lo hizo José. Él tomó la decisión correcta en el tiempo oportuno, por eso pudo bendecir, no solo su vida y la de su familia, sino la de todas aquellas personas que acudían a él pidiendo ayuda.

Related
Decisiones acertadas
Dr. Carlos Barbieri
Empieza a caminar
Pastor Mao
Ejercitando el discernimiento
Pastor Mao
Dios no improvisa
Pastor Mao
Caminar por fe no es improvisar
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple