;

¿Estás listo?

00:00

Description

La promoción de Dios en nuestras vidas no se da por nuestras capacidades sino por la disposición y formación de nuestro corazón.

“Quedarás a cargo de mi palacio, y todo mi pueblo cumplirá tus órdenes. Solo yo tendré más autoridad que tú, porque soy el rey. Así que el faraón le informó a José: —Mira, yo te pongo a cargo de todo el territorio de Egipto.” – Génesis 41: 40 – 41 NVI

Así que Jesús los llamó y les dijo: - Como ustedes saben, los que se consideran jefes de las naciones oprimen a los súbditos, y los altos oficiales abusan de su autoridad. Pero entre ustedes no debe ser así. Al contrario, el que quiera hacerse grande entre ustedes deberá ser su servidor, y el que quiera ser el primero deberá ser esclavo de todos. Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que le sirvan, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos.” – Marcos 10: 42 – 45 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en una pregunta: ¿Qué harías si te dijeran que tienes el paso abierto, la puerta de par en par, el camino preparado y que todo está a tu favor?

1. La orden del faraón fue: “abran paso”, y José fue puesto al mando de todo el territorio. ¿Qué pasaría si en estos momentos te pusieran al frente de ese lugar que has esperado? ¿Estarías listo para administrar?

2. Dios necesita que nuestro carácter esté preparado para asumir lugares de autoridad. Es necesario tener un corazón humilde para recibir lo que Dios quiere entregar en nuestras manos.

3. La promoción de Dios en nuestras vidas no se da por nuestras capacidades sino por la disposición y formación de nuestro corazón. Es importante reconocer que nada de lo que hemos logrado hasta hoy ha sido por mérito nuestro, Dios siempre ha estado en nuestros asuntos.

4. José fue puesto sobre todo el territorio, salió de la cárcel al segundo puesto más importante de la nación. Así mismo Dios anhela colocarnos en lugares de autoridad, pero primero necesita la humildad de nuestro corazón.

5. Para estar en lugares de autoridad y privilegio, primero necesitamos haber lavado los pies de las personas que han estado con nosotros. José, antes de ser servido, ya había puesto su vida al servicio de los demás.

Related
Un mejor fruto
Pastor Mao
Mejores temporadas
Pastor Mao
El éxito en Dios
Pastor Mao
La mejor herramienta
Pastor Mao
Es requerido
Ezequiel Fattore
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple