Esperanza en la relación

Description

Nada en tu vida se arreglará o alineará con el poder de la muerte de Cristo hasta que conozcas al Dios vivo.

Pasaje Bíblico: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado”. Juan 17:3 

En Juan 17:3 Jesús declara una de las verdades más importantes y directas de toda su Oración Sacerdotal. Jesús dice: “Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado”. La vida eterna es conocer a Dios íntimamente, no solo conocer sobre Dios o conocer a otros que conocen a Dios, sino conocerlo verdaderamente tú mismo.

Para ser claro, reunirse con Dios de manera consistente no es un requisito previo para la salvación. Puedo decir con confianza que fui salvo cuando era niño, pero me llevó años descubrir la riqueza de la relación que tenía disponible a través de Jesús. Iba a la iglesia, escuchaba sobre Dios, lo servía y trataba de vivir de acuerdo con los principios bíblicos, pero realmente no sabía a quién le estaba dedicando tantas horas. Realmente no había recibido su amor por mí. No había experimentado la paz y la alegría de su presencia. No había sentido que me hablara o me guiara directamente. No estaba experimentando la vida abundante que solo proviene de una relación personal e íntima con mi Padre.

La verdad es que Dios anhela que tú lo conozcas. Jesús no murió con el único propósito de llevarte al cielo. Él sacrificó su vida para que puedas vivir verdaderamente mientras estés aquí en la tierra. Estás creado para conocer íntimamente al Dios que te formó, te salvó y te sostiene y nunca encontrarás una paz duradera hasta que tu vida quede envuelta en la realidad de su cercanía y su amor.

La esperanza para toda la humanidad descansa en relación con “el único Dios verdadero, y [con] Jesucristo, a quien [él ha] enviado. Nada en tu vida se arreglará o alineará con el poder de la muerte de Cristo hasta que conozcas al Dios vivo. No experimentarás la transformación y la libertad de la depravación que te rodea hasta que consideres todo como “pérdida por razón del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, [tu] Señor”. (Filipenses 3:8).

¿Qué tan profundamente conoces a tu Padre celestial? ¿Qué tan real es él en tu vida? ¿Qué sigues utilizando para llenar el vacío que solo puede satisfacerse con una relación íntima con Jesús? Ven ante tu Padre y entrega tu pasado, presente y futuro. Pídele que te guíe a una revelación más profunda de su realidad, cercanía y amor.

Jeremías 9:23-24 dice: “Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza.  Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor, que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada —afirma el Señor—”. Al entrar en la oración guiada, dedica tiempo a conocer con mayor profundidad el “amor, [el] derecho y [la] justicia” de tu Dios.

Guía de Oración:

1. Medita en la importancia de conocer a tu Padre celestial íntimamente.

“Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado”. Juan 17:3 

“Que no se gloríe el sabio de su sabiduría, ni el poderoso de su poder, ni el rico de su riqueza.
 Si alguien ha de gloriarse, que se gloríe de conocerme y de comprender que yo soy el Señor,
 que actúo en la tierra con amor, con derecho y justicia, pues es lo que a mí me agrada —afirma el Señor—”.
Jeremías 9:23-24

“A los que me aman, les correspondo; a los que me buscan, me doy a conocer”. Proverbios 8:17

2. Pídele a Dios que te haga conocer la realidad de su presencia y cercanía en estos momentos.

Me buscarán y me encontrarán cuando me busquen de todo corazón”. Jeremías 29:13

3. Pasa tiempo conociendo a la persona de Jesús. Si bien es posible que no puedas verlo con tus ojos físicos, él abrirá los ojos de tu corazón para verlo y conocerlo. Si le das la oportunidad, él te hará saber su cercanía.

Pido también que les sean iluminados los ojos del corazón para que sepan a qué esperanza él los ha llamado, cuál es la riqueza de su gloriosa herencia entre los santos”.  Efesios 1:18

Como creyentes debemos aprender a vivir por la fe. Es a través de la fe en la verdad de la palabra de Dios, de que él es real y que nos ama, que comenzamos a experimentar el cristianismo por el que Jesús murió. La religión lejos de la relación conduce a la mediocridad espiritual. Cristo vino a liberarnos de los lazos de la ley. Él vino a marcar el comienzo de un nuevo pacto de gracia e intimidad con Dios en lugar de una religión de simples reglas y regulaciones. Que crezcas diariamente en tu búsqueda de conocer la realidad y el amor de tu Padre celestial y de Jesús a quien envió.

Lectura Complementaria: Efesios 1

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Mayor que (Parte 3): Mi lengua
Chris Richards
¿De verdad Cristo lo vale?
John Piper
Libres del ocultismo y del paganismo
Andrés Corson
Carbones encendidos
Andrés Corson
Sedientos (Parte 3): Odres Nuevos
Chris Richards
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple