;

Esperanza en la cercanía de Dios

Description

Mientras el resto del mundo siente temor y preocupación por lo que depara el futuro, tu Dios te está guiando en el camino de la paz que viene de confiar en su presencia.

Pasaje Bíblico: Que tu gran amor, Señor, nos acompañe, tal como lo esperamos de ti”. Salmo 33:22

Como hijos e hijas del Dios vivo, la fe fundada en la cercanía de Dios debe ser el núcleo de nuestra esperanza para el próximo año. El Salmo 139:7-12 dice:

“¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia? Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí. Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, aun allí tu mano me guiaría,
 ¡me sostendría tu mano derecha! Y, si dijera: ‘Que me oculten las tinieblas; que la luz se haga noche en torno mío’, ni las tinieblas serían oscuras para ti, y aun la noche sería clara como el día. ¡Lo mismo son para ti las tinieblas que la luz!”.

No hay mayor fuente de esperanza que la declaración de Dios de su cercanía. Jesús pagó el precio final para que tú y yo ya no estemos separados de Dios. Su presencia ahora mora dentro de nosotros a través del Espíritu Santo. Y ese hecho trae una esperanza generalizada que tiene la capacidad de impactar profundamente cada aspecto de nuestras vidas.

Mientras miras hacia adelante, debes saber que el Dios que mora dentro de ti sabe todo lo que sucederá el próximo año. Él mora en toda la eternidad. El tiempo para él no es como es para nosotros. Y él promete estar contigo en medio de cualquier prueba, dolor, victoria o derrota. Anhela que conozcas su presencia momento a momento en todo lo que harás.

Tu Padre celestial dice: “Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”. (Isaías 41:10). Puedes tener plenitud de esperanza para el próximo año porque el Dios que creó el tiempo es “tu Dios”. Él te ayudará y estará allí para ti. Él nunca te dejará ni te abandonará (Deuteronomio 31:6).

Mientras el resto del mundo siente temor y preocupación por lo que depara el futuro, tu Dios te está guiando en el camino de la paz que viene de confiar en su presencia. Pero la elección es tuya. ¿Pondrás tu esperanza en ti mismo, en los demás, en el mundo o en Dios? Si intentas construir tu esperanza sobre los cimientos de este mundo, te encontrarás a ti mismo tironeado por las siempre cambiantes olas de opinión del hombre. Pero si eliges fundar tu esperanza en la roca de la cercanía de Dios, tu vida se llenará con toda la bondad y la misericordia del amor constante de Dios.

Tómate un tiempo ahora mismo para depositar tu esperanza en la cercanía amorosa de tu Padre celestial al entrar en la oración guiada.

Guía de Oración:

1. Permite que la Biblia te llene de una esperanza fundada en la cercanía de Dios.

“¿A dónde podría alejarme de tu Espíritu? ¿A dónde podría huir de tu presencia? Si subiera al cielo, allí estás tú; si tendiera mi lecho en el fondo del abismo, también estás allí. Si me elevara sobre las alas del alba, o me estableciera en los extremos del mar, aun allí tu mano me guiaría,
 ¡me sostendría tu mano derecha! Y, si dijera: ‘Que me oculten las tinieblas; que la luz se haga noche en torno mío’, ni las tinieblas serían oscuras para ti, y aun la noche sería clara como el día. ¡Lo mismo son para ti las tinieblas que la luz!”.
Salmo 139:7-12

“‘Yo mismo iré contigo y te daré descanso’ —respondió el Señor”. Éxodo 33:14

“Sean fuertes y valientes. No teman ni se asusten ante esas naciones, pues el Señor su Dios siempre los acompañará; nunca los dejará ni los abandonará”. Deuteronomio 31:6

2. ¿En qué áreas necesitas la paz y el consuelo que se obtienen al saber que Dios está y siempre estará cerca de ti? ¿Qué te preocupa para el próximo año? ¿Qué incógnitas te están causando estrés o miedo?

3. Tómate un tiempo para poner tu esperanza en la cercanía de tu Padre celestial. Confía en que él siempre estará contigo a través de los buenos y de los malos momentos.

“Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa”. Isaías 41:10

¿Por qué vivimos como si Dios no estuviera cerca de nosotros? ¿Por qué perdemos la vida por nuestra cuenta cuando Jesús pagó el precio final para que pudiéramos tener una relación restablecida con nuestro Creador amoroso? Dios ha puesto a disposición una mejor forma de vida y nos ha llamado a caminar por ella. Quiere que conozcamos su voluntad, amor y poder momento a momento. Él quiere que nuestros pensamientos, emociones y acciones estén completamente fundados en su inquebrantable cercanía. La oración de Pablo en Romanos 15:13 es mi oración por ti hoy: “Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo”. Que tu día esté lleno de la paz que viene de confiar en la cercanía de Dios.

Lectura Complementaria: Salmo 139

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Un mejor fruto
Pastor Mao
No mirar atrás
Pastor Mao
Nuevo ciclo
Pastor Mao
Mirar a Dios
Pastor Mao
Decisiones fuera de tiempo
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple