;

Esperando la promoción

00:00

Description

Tener la actitud correcta en medio de las pruebas y evitar las excusas nos preparan para recibir de Dios más de lo que esperamos.

“Así que el faraón le informó a José: —Mira, yo te pongo a cargo de todo el territorio de Egipto. De inmediato, el faraón se quitó el anillo oficial y se lo puso a José. Hizo que lo vistieran con ropas de lino fino, y que le pusieran un collar de oro en el cuello. Después lo invitó a subirse al carro reservado para el segundo en autoridad, y ordenó que gritaran: «¡Inclínense!» Fue así como el faraón puso a José al frente de todo el territorio de Egipto.” – Génesis 41: 41 – 43 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en las consecuencias que surgen cuando sacamos excusas, pero también en las consecuencias positivas cuando no las usamos.

1. En José se resalta la actitud que tuvo en cada etapa de su vida. Sirvió cuando fue esclavo, también cuando estuvo en la cárcel injustamente. Su corazón nunca cambió, a pesar de cada proceso que atravesó, no sacó ninguna excusa.

2. Cuando dejamos de quejarnos y hacemos a un lado la situación incómoda por la cual estamos pasando sin excusas, permitimos que Dios trabaje de adentro hacia afuera en nuestro carácter.

3. El no tener excusas llevó a José a ser elegido como el hombre que el Faraón necesitaba para que administrara su reino. José fue llevado a una nueva posición, para Dios ya él estaba listo porque su carácter había sido procesado y pudo recibir mucho más de lo que se imaginó, llegando a ser mayordomo del palacio y gobernador de Egipto.

4. En ocasiones tendemos a sacar excusas cuando estamos frente a una gran oportunidad laboral, académica o espiritual. Si José no sacó excusas en sus momentos más difíciles, tampoco lo iba hacer cuando llegara el tiempo de la promoción.

5. Lo que sucedió con José es lo mismo que el Señor hace con nosotros. Cuando comenzamos a caminar con él, nos regresa la autoridad que hemos perdido, nos cambia la ropa de esclavitud, de tristeza, de fracaso y ruina, por collar de oro en el cuello lo cual representa un nuevo tiempo de abundancia y reconocimiento; nos entregan un lugar reservado de servicio, dones, talentos y herramientas gloriosas de Dios en nuestras manos para ser usadas en su obra.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuando el temor se apodera de nuestros corazones
Ama a Dios Grandemente
Más claro y más lejos
Pastor Mao
A Dios le importa nuestro presente
Primeros15
¡No he olvidado mis promesas para ti!
Un Milagro Cada Día
Distorsión Visual
Living Room
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple