;

Envejecer no es malo

Description

Con Dios, la vejez es realmente la edad dorada.

Si las revistas de los supermercados son un indicador, el proceso de envejecimiento es un desastre en todos los sentidos: todas las personas que aparecen en ellas son jóvenes, saludables y bellas; y las tiendas ofrecen miles de productos para que quien los compre se vea más joven, o piense que se ve más joven. El triste resultado de esta comercialización implacable es que la gente piensa que su merecimiento y su valor disminuyen a medida que envejecen.

Sin embargo, el proceso de envejecimiento tiene algunos beneficios reales. Junto con las arrugas viene la sabiduría. Con la edad se puede ver cómo Dios hace que todas las cosas obren para el bien de quienes lo aman. Se puede ver el desarrollo de Sus bondadosos propósitos a través de las décadas. Y se puede ver la manera que usa a las personas como socias para hacer que ocurran cosas buenas.

Las personas mayores acumulan una sabiduría de la vida que los más jóvenes ignoran y los pone en peligro. Con la edad viene el sentido social, el sentido del dinero, el significado del lugar de trabajo y los buenos modales. Las personas mayores por lo general se han dado cuenta de lo que es importante en la vida y de lo que es solo basura.

Proverbios 16:31 dice: “Corona de honra es la vejez”. ¿Tiene usted “nieve en el tejado”? ¡Llévala con orgullo! Tengo muchas ganas de hacerme mayor. Con Dios, la vejez también es buena.

Related
Dios y mis enemigos
Mark Jeske
Una actitud de servicio
Mark Jeske
Cuide a los débiles
Mark Jeske
El dolor me mantiene mirando hacia el futuro
Mark Jeske
La obra terminada del Salvador
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple