Entendimiento

Description

Dios anhela que lo conozcamos en espíritu y en verdad, en experiencia y en entendimiento.

Pasaje Bíblico: “El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad”. Salmo 145:18

Para la mayoría de los creyentes el entendimiento y la experiencia parecen ser mutuamente excluyentes. Se cree que la teología y la espiritualidad están separadas y que, si bien una puede ayudar a la otra, no están unidas en una búsqueda sincera de Dios. La verdad es que la comprensión y la experiencia no podrían estar más interrelacionadas. De hecho, una no existe verdaderamente sin la  otra. Experimentar a Dios es tener entendimiento. Comprender a Dios es experimentar. Es por esta razón que Jesús dijo en Juan 4:23-24, “Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.  Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad”.

Dios anhela que lo conozcamos en espíritu y en verdad, en experiencia y en entendimiento. Realmente no puedo conocer a alguien simplemente leyendo un libro sobre él. No puedo decir que conozco a C. S. Lewis, Martín Lutero o Dietrich Bonhoeffer solo porque he leído una biografía o algunas de sus obras. Con Dios ocurre lo mismo. La Biblia está para darnos entendimiento acerca de Dios y para guiarnos a una verdadera relación con él. Sus palabras tienen la intención de ser un camino hacia el autor que las escribió. Si adoptamos la perspectiva de obtener la mayor comprensión posible de nuestro Padre celestial para conocerlo mejor, las Escrituras se convertirán en un recurso invaluable para nuestras vidas del que no podemos prescindir.

Tener entendimiento acerca del Dios que estamos buscando es absolutamente vital para profundizar. El Salmo 145:18 nos dice: “El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad”. Isaías 26:3 dice: “Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía. Y Jesús nos manda en Mateo 22:37: “Ama al Señor tu Dios… con toda tu mente”. Tu mente es la puerta de entrada a tu corazón. Si crees mentiras acerca de quién eres o de quién es Dios, nunca lo buscarás completamente o correctamente. Si no sabes de su bondad, fidelidad y cercanía que te promete la Biblia, nunca tendrás una razón para seguir verdaderamente conociendo a Dios.

Dios anhela guiarte en un proceso de renovación diaria de tu mente a través de la Biblia. El Espíritu Santo desea ayudarte y enseñarte la verdad de las Escrituras para que puedas conocer al Dios a quien sirves. Si te comprometes con un proceso de renovación de tu mente, se crearán nuevas vías desde tu entendimiento hasta la experiencia. Si realmente amas al Señor dándole tu entendimiento para que sea moldeado y transformado, la verdad de su amor por ti inundará tu mente hacia los lugares intactos, secos y cansados ​​de tu vida. Comprométete a crecer en tu comprensión del Señor para que puedas crecer en tu relación con tu Padre amoroso, cercano y celestial.

Guía de Oración:

1. Medita sobre la importancia de adorar a Dios en espíritu y en verdad.

Pero se acerca la hora, y ha llegado ya, en que los verdaderos adoradores rendirán culto al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los que le adoren.  Dios es espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad”.  Juan 4:23-24

“Al de carácter firme lo guardarás en perfecta paz, porque en ti confía”. Isaías 26:3

2. ¿De qué manera has estado buscando experiencia o entendimiento como si fueran mutuamente excluyentes? ¿De qué manera has permitido que un conocimiento sobre Dios o una experiencia con él sea suficiente?

3. Pídele al Espíritu Santo que te revele cómo es verdaderamente buscar a Dios en espíritu y en verdad. Pregúntale cómo es vivir una vida en la cual el entendimiento y la experiencia nunca se separan. Descansa en su presencia y comprométete a conocer a Dios en cada parte de tu vida.

“El Señor está cerca de quienes lo invocan, de quienes lo invocan en verdad”. Salmo 145:18

“Pero, cuando venga el Espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no hablará por su propia cuenta, sino que dirá solo lo que oiga y les anunciará las cosas por venir”. Juan 16:13.

Dios está tras la redención y la transformación de cada parte de nuestras vidas. Nuestro espíritu, alma y cuerpo no están separados como si pudiéramos trabajar en una parte sin desarrollar las otras. Nuestro entendimiento afecta tanto a nuestros corazones como a nuestros cuerpos. Nuestras emociones son impactadas directamente por nuestros pensamientos. Y nuestros cuerpos llevan el peso de nuestro estrés o alegría. Ser verdaderamente transformado por Dios es invitarlo a cada faceta de nosotros mismos y permitir que su amor haga una obra poderosa y necesaria. Que hoy experimentes la plenitud de la alegría y de la redención al invitar a Dios a transformar cada parte de tu vida.

Lectura Complementaria: Juan 16

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El amor está presente
Primeros15
El amor tiene esperanza
Primeros15
Nuestro pecado y la santidad de Dios
Primeros15
Por siempre hijos
Primeros15
Viendo a Dios como nuestro Padre
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple