Enséñanos a orar (Parte 17)

Description

Si Dios nos dice que podemos hacerle peticiones, ¿por qué nos da temor hacerlo?

Características de la oración poderosa: Valiente

“Soy Oz, el grande y temible” -rugió el rostro del hechicero sobre las llamas- “¿Quién eres tú?”. Ella respondió: “Yo soy Dorothy, la pequeña y dócil”.

¿Es así como usted ve sus interacciones cuando se atreve a hablar con Dios?

Dios no se limita a tolerar las "interrupciones" en Su trabajo diario; por el contrario, a Él no le molestan nuestras peticiones y las acoge con agrado; es más: las ordena.

En efecto, Dios extiende Su mano y nos hace saber que se inclina a decirnos que . Este es el reto que nos hace Jesús: “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá, porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá” (Mateo 7:7,8).

Usted ya no es un extranjero o un extraño en la presencia de Dios; por la fe en Cristo, ahora usted es de la familia, pertenece a ella. Actúe como uno que pertenece, sea valiente cuando ore, reclame su identidad comprada con sangre. No está irritando a Dios con su atrevimiento, está honrando la invitación y la promesa que Él le hace.

¿Qué tiene que hacer ahora? ¡Pida! ¡Busque! ¡Llame!

Related
Nacido en un establo
Mark Jeske
El amor de Dios en los momentos de pérdida
Mark Jeske
Dinero y presión
Mark Jeske
El corazón del Padre
Mark Jeske
El regalo de una pareja
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple