;

Encomendado

Description

Si confías en Jesús, quien murió y resucitó para liberarte del mal, entonces estás en las manos del Padre y el Espíritu Santo.

Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena. Cuando Jesús vio a su madre, y vio también presente al discípulo a quien él amaba, le dijo a su madre: “Mujer, ahí tienes a tu hijo.” Y al discípulo le dijo: “Ahí tienes a tu madre.” Y a partir de ese momento el discípulo la recibió en su casa. – Juan 19:25-27

Hace algún tiempo, mi esposo y yo hicimos nuestro testamento. Una de las preguntas que tuvimos que considerar fue qué sería de nuestro hijo si los dos muriéramos al mismo tiempo. ¿Quién cuidaría de él? ¿Quién lo amaría y estaría con él?

Jesús tuvo que considerar el mismo tipo de pregunta con respecto a las personas que amaba. Estaba su madre, María, que creía en él y lo había seguido hasta Jerusalén y hasta la sombra de su cruz. No podía dejarla sola con ese dolor o enviarla a vivir con los hostiles hermanos de Jesús. María necesitaba a alguien que la cuidara y la consolara, no que dijera: “Te lo dije”, o algo peor. Y así fue que Jesús la confió a su discípulo Juan. Juan la llevaría a su casa y la cuidaría como a su propia madre.

Esto también fue bueno para Juan. Jesús sabía que María amaría a Juan como a su propio hijo, lo consolaría, oraría con él y lo ayudaría a superar la devastación de la muerte de Jesús. Y así Jesús los confió el uno al otro.

Él pudo hacer esto con confianza porque le confió todo su pueblo, ya sea vivo o aún por nacer, a Dios el Padre. Jesús dijo: “Mi Padre, que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre” (Juan 10:29). Si confías en Jesús, quien murió y resucitó para liberarte del mal, entonces estás en las manos del Padre y el Espíritu Santo te está cuidando. ¿En qué otro lugar podrías estar más seguro?

ORACIÓN: Jesús, gracias por confiarme a mí y a todo tu pueblo al Padre. Amén.

Para reflexionar:

- ¿Qué es lo más valioso que alguien te ha confiado?

- ¿A quién te está confiando Dios para que cuides y ayudes en sus necesidades?

Por: Dra. Kari Vo

Related
Porque Él vive
Dr. Charles Stanley
Persistencia
Larry Burkett
¿De verdad Cristo lo vale?
John Piper
La Cruz es suficiente
Bayless Conley
Señales
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple