Encienda una vela por la paz

Description

Permita que la luz de Dios llene su corazón de serenidad y paz, porque que nuestro salvador vino como dijo que lo haría.

No necesitamos velas para la iluminación en nuestra iglesia, pero sin sus velas, el altar de cualquier iglesia se ve como un desierto. En algunos altares las velas están puestas en un candelabro de tres brazos para indicar la Trinidad, el Dios que es un solo Dios en tres personas. Algunos altares sólo tienen un par de velas para indicar las dos naturalezas de Cristo, el Salvador divino y humano que nos invita a ese altar para recibir la Cena. Y a veces, la vela es una sola columna gigante que representa la constante presencia de Cristo en medio de su pueblo.

En el interior del Lugar Santo del templo, cada noche ardía una lámpara de aceite como una manera de recordar la presencia firme como una roca de un Dios cuyo amor incondicional nunca falla. Cuando encienda una vela, permita que le recuerde la presencia constante y fiel de Dios en su vida; permita que sea un símbolo de la relación vital que disfruta ahora y disfrutará para siempre en el cielo.

Permita que le llene el corazón de serenidad y paz, porque se ha encendido en honor de Aquel que vino como dijo que lo haría, e hizo exactamente lo que dijo que iba a hacer. Todo está bien entre usted y Dios; usted es amado, perdonado, e inmortal. “Porque un niño nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el principado sobre su hombro. Se llamará su nombre “Admirable consejero”, “Dios fuerte”, “Padre eterno”, “Príncipe de paz” (Isaías 9:6).

Permita que esta vela le recuerde la paz que Jesús trae.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios está en su futuro
Mark Jeske
Dios guía los asuntos de las naciones
Mark Jeske
Emmanuel: Dios con nosotros
Mark Jeske
Él le da amigos
Mark Jeske
Depresión y Soledad
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple