;

En su presencia

Description

Cuando el Señor manifiesta su presencia, los enemigos huyen y las pruebas desaparecen.

“Mi presencia irá contigo, y te daré descanso”, Éxodo 33:14

Estaba un tanto inquieto esta mañana, tal vez se debiera al cansancio que tenía después de un largo viaje por carretera. Estaba además un poco tenso por la responsabilidad del ministerio en una conferencia. Entonces fue como si el Señor me hablase directamente recordándome lo que había dicho a Moisés: “Mi presencia irá contigo, y te daré descanso” (Éxodo 33:14). Sí, la presencia del Señor equivale a Él mismo. No es un ángel que Él envía para llenarnos de paz, es Él mismo que lo hace.

Primero está  la promesa de su compañía a nuestro lado: “mi presencia”. La presencia del Señor pone en fuga a los enemigos, abre el mar para que podamos pasar sin problemas de un lado donde las pruebas y dificultades se manifiestan, a otro donde está el camino que conduce a la tierra prometida. Cuando el Señor manifiesta su presencia, los enemigos huyen y las pruebas desaparecen.

Tal vez hay un tiempo en nuestra vida en que Su presencia se eclipsa por las nubes de la prueba. Es posible que nuestros ojos espirituales en medio de la tristeza y empapados en las lágrimas no distinguían que Él estaba ahí. Pero el Sol de justicia brilló con intensidad y pudimos volver a ver la grandeza de Su gloria. Especialmente la cautivadora grandeza de Su amor. Si Él nos ama infinitamente, no puede permitir algo que sea para nuestro fracaso. Podemos estar sedientos, nuestra alma anhelaba aguas frescas para saciar la sed que el desierto de este mundo por el que pasamos produce en nosotros, pero la presencia del Señor es la roca que se abre en nuestro yermo para darnos aguas y satisfacer nuestra angustia. Él se ha manifestado a nosotros.

Quiero compartir una experiencia contigo. Una mañana, durante la Escuela Bíblica de Verano, salí temprano a caminar por los senderos de una montaña. Estaba angustiado, como nunca antes había estado. En un lugar solitario del camino que atraviesa un bosque de robles, me detuve bajo uno de ellos y, llorando, sin fuerzas para seguir, dije al Señor: No puedo más, Señor, no puedo seguir así. Quiero creerte, pero ya no tengo ni fuerzas ni fe. Y de pronto, sentí Su presencia. Fue impresionante, fue real, como si bajase a mi alma algo que nunca había sentido antes. Estuve un tiempo en silencio porque no podía decir nada. Allí sentí que todo iba a cambiar para mí. Sequé mis lágrimas, me levanté de donde estaba y regresé a la casa del campamento. Dios había estado conmigo de una forma especial. Me satisface la realidad de ese texto. Es una promesa para nosotros, para cada uno individualmente y para todos juntos: “Mi presencia irá contigo”.  

Pero todavía hay algo más: y te daré descanso. No solo está con nosotros, está para que descansemos en Él. Ha venido a nuestras vidas para darnos pastos delicados y hacernos beber en aguas de reposo. No habrá inquietud para nosotros en la medida en que estemos siempre a la luz de su presencia. Estoy sintiendo ahora mismo descanso, paz, calma en mi entorno, y estoy seguro que tú también puedes sentirlo. Nos dará descanso en el tiempo de aflicción, donde no habrá inquietudes, ni alteraciones, ni inseguridad, sino perfecta calma y completa paz. Nos dará descanso cuando los problemas produzcan agotamiento. Su presencia nos dará descanso completo y paz absoluta. Nos dará descanso en los días sucesivos… nos dará descanso siempre.

Oración: Señor, deseo siempre vivir en tu presencia y tener la bendición de tu remanso de paz. Afirmaré con fe tu bendita promesa: “Mi presencia irá contigo, y te daré descanso”. Por Cristo, amén.

Por Samuel Pérez Millos

Related
Díselo al Señor
Pastor Rick Warren
Dios está en control, incluso cuando se interrumpen tus planes
Pastor Rick Warren
10.000 Razones (10,000 Reasons)
Su Presencia
Prestando discernimiento
Pastor Mao
¡No prestes oído a tus dudas!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple