;

¡En Navidad, da prioridad a la alabanza!

Description

Hay un poder muy grande que se libera cuando alabamos y elevamos el Nombre de Jesús.

Hoy quiero compartir contigo este canto navideño que nos exhorta a levantar nuestras alabanzas a Dios. Desde el nacimiento de Jesús, los ángeles nos han dado un ejemplo sublime y majestuoso de cómo adorar a Dios:

“Ángeles cantando están
tan dulcísima canción;

Las montañas su eco dan

como fiel contestación.

¡Gloria a Dios en lo alto!

¡Gloria a Dios en lo alto!

Los pastores sin cesar

sus loores dan a Dios;

Cuán glorioso es el cantar

de su melodiosa voz.

¡Oh! Venid pronto a Belén

para contemplar con fe
A Jesús, autor del bien,

al recién nacido Rey”.

Hay un poder muy grande que se libera cuando alabamos y elevamos el Nombre de Jesús, guiados por el Espíritu Santo. En este periodo de Navidad, ¡da prioridad a la alabanza! A cada instante, puedes retomar fuerzas en la Presencia de Dios por medio de la alabanza. Cuando cantas alabanzas a Dios, te acuerdas de cuán fiel es Él, y hasta qué punto todo cambió cuando Él entró en tu vida.

Los ángeles cantan las alabanzas del Señor. Es nuestro privilegio alabar a Dios como ellos hacen: “Y repentinamente apareció con el ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios, y decían: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” (Lucas 2:13-14).

Pero tenemos un privilegio más grande aún que el de los ángeles: ¡Somos hijos de Dios! Dios ama nuestra presencia de una manera muy especial. ¡Él se goza en nuestras alabanza de un modo individual, porque somos preciosos a Sus ojos y Él ama estar en relación con cada uno de nosotros!

Querido(a) amigo(a), en estos días cargados de comilonas, regalos y otros festejos, me gustaría animarte a empezar y terminar cada día con un momento de alabanza, adoración y contemplación a este Dios maravilloso.

Es una invitación….¡y es tu privilegio el poder hacerlo!

¡Gracias por existir!
Eric Célérier

Related
El Señor es mi pastor
El Lugar de Su Presencia
La vida que agrada a Dios
Héctor Hermosillo
Vivir bajo el señorío de Jesucristo
Dr. Charles Stanley
La bondad de Dios
Mark Jeske
¡Id y haced discípulos!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple