;

El tiempo perfecto de Dios

Description

Que la luz que irradia del establo toque su rostro en esta Navidad y lo haga sonreír.

“¡Oh pueblecito de Belén, durmiendo en dulce paz!

Los astros brillan sobre ti con suave claridad.

Mas en tus quietas calles hoy surge eterna luz,

Y la promesa de salud se cumple ya en Jesús”.


Dios hizo cosas maravillosas en ese pequeño lugar sobre la faz de la tierra. Lo que ocurrió en ese establo de Belén fue nada menos que la llegada personal de Aquel que nos tendrá a usted y a mí fuera del infierno. Durante milenios habían nacido y muerto millares de hombres y mujeres, quienes estuvieron esperando y anhelando la llegada de ese día.

Siglos antes,Dios le había anunciado a su pueblo por medio del profeta Miqueas lo que iba a ocurrir en la pequeña Belén: “Pero tú, Belén Efrata, tan pequeña entre las familias de Judá, de ti ha de salir el que será Señor en Israel; sus orígenes se remontan al inicio de los tiempos, a los días de la eternidad” (Miqueas 5:2).

¿No fue así como hizo Dios la obra que cambió al mundo, en un pueblecito, en medio de la noche, en un refugio para animales? Que la luz que irradia del establo toque su rostro en esta Navidad y lo haga sonreír.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Una esposa sierva
Mark Jeske
Depresión y Soledad
Mark Jeske
Feudo familiar
Mark Jeske
La obra terminada del Salvador
Mark Jeske
Las personas como regalo de Dios
Mark Jeske
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple