El terreno espiritual pantanoso

Description

Hay por lo menos cuatro circunstancias que nos llevan a la decadencia espiritual.

¿Cómo sucede la decadencia espiritual? Hay por lo menos cuatro maneras.

1. A través del descuido. Si usted descuida su jardín, le saldrán malas hierbas. Si no riega su jardín, terminará secándose. En ocasiones entramos en un estado donde necesitamos reavivarnos por haber sido negligentes.

2. A través de las tormentas de la vida. En ocasiones la vida nos puede desgastar. Algunas personas están tan molidas por la vida que simplemente ya no tienen fuerzas. Y cuando esto se junta con el descuido, es una receta para el desastre espiritual.

3. A través de las influencias de las malas compañías. 1 Corintios 15:33 dice: “No os engañéis: ‘Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres’” (RVR1995). La siguiente palabra es velad. Velad debidamente y no pequéis” (1 Corintios 15:34 RVR1995). No se engañe. Las malas compañías, corrompen la buenas costumbres.

4. A través de la desobediencia voluntaria. No conozco a ninguna persona que en alguna ocasión u otra no haya sido culpable de desobedecer voluntariamente. Y cuando uno no se arrepiente de ello, cuando no toma cartas en el asunto, nos lleva a un estado de decadencia espiritual que puede ser muy peligroso.

Entonces, ¿qué puede hacer si se encuentra en ese terreno espiritual pantanoso? Lo dejo con este versículo, Oseas 6:1:

"¡Vengan, volvámonos al Señor! Él nos ha despedazado, pero nos sanará; nos ha herido, pero nos vendará."

El mismo Espíritu que condena también consuela. Si usted ha sido condenado, arrepiéntase. El arrepentimiento es un cambio interno de ideas que produce un cambio externo de dirección. Vuelva al Señor y permítale que lo cure y lo vende.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
La noche que el Padre le dijo NO a Jesús
Itiel Arroyo
El primer paso hacia la libertad
Bayless Conley
Completamente conocido
Primeros15
Voz de Júbilo (Parte 5): Una vida agradecida
Chris Richards
Oraciones con letras rojas (Parte 4): Padre, protégelos
Juan Vereecken
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple