;

¡El Reino de Dios es tu herencia!

Description

Cuando Jesús nos pide que busquemos primeramente el Reino de Dios, nos invita a que busquemos a Aquél que lo representa.

“Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33).

“El reino de Dios...”

¿Cómo podríamos definir el Reino de Dios? Es interesante que la expresión “Reino de Dios” o “Reino de los cielos” es mencionada más de 100 veces en la Biblia. Lo mismo pasa con otras dos palabras muy importantes: “Evangelio” (mencionada 90 veces) e “Iglesia” (mencionada más de 100 veces).

Todos estamos convencidos de lo importante que es el Evangelio, la buena nueva de la salvación en Jesucristo. Estamos todos convencidos igualmente de lo importante que es la Iglesia, la esposa de Cristo. Pero pocos se dan cuenta de la importancia que tiene el Reino de Dios.

En inglés la palabra “reino” es “kingdom” es decir “el dominio del rey”, y la etimología de la palabra “reino” refleja que es aquello “que pertenece a un rey”. ¡Jesús es el Rey! Y Su Reino no se parece a ningún otro reino ni dominio sobre esta tierra.

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo” (Romanos 14:17).

Cuando Jesús nos pide que busquemos primeramente el Reino de Dios, nos invita en realidad a que busquemos a Aquél que representa dicho Reino, con todos los valores que comporta: la justicia, la paz, el amor, la humildad, la bondad, la dulzura, etc,...

En este día, deseo que puedas ser más consciente de que perteneces a este Reino, en el que Jesús es tu buen y maravilloso Rey, y en el que reinan la paz y la justicia.

Querido(a) amigo(a), no solamente formas parte de este Reino, sino que eres además coheredero(a) de este Reino. Eres el/la hijo(a) querido(a) del Rey, Él te ama y te llama por tu nombre. Tienes un sitio en Su mesa, y te promete innumerables tesoros, tanto materiales como espirituales. ¡Querido(a) amigo(a), en Jesucristo, todo es tuyo!

“Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados” (Romanos 8:17).

Por lo tanto, busca primeramente al Rey de este Reino y aquello que proviene de Su corazón, y todas las demás cosas te serán dadas por añadidura.

Gracias por existir,
Éric Célérier

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Mayor que (Parte 3): Mi lengua
Chris Richards
¿De verdad Cristo lo vale?
John Piper
Renovación interior
Pastor Mao
Libres del ocultismo y del paganismo
Andrés Corson
¡El Espíritu Santo hace milagros increíbles!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple