El regalo más inusual

Description

Las Escrituras nos enseñan que con el regalo de la salvación viene otro que es muy inusual: un regalo llamado sufrimiento.

Uno de los regalos más inusuales que he recibido fue una cazuela rebosante de patas de pollo de unos amigos de Zambia. ¡Ciertamente los regalos vienen en todas las formas y tamaños! Filipenses 1:29 describe otro regalo inusual:

“Porque a vosotros se os ha concedido por amor de Cristo, no sólo creer en Él, sino también sufrir por Él”.

Un comentarista dice que la palabra “concedido” también puede utilizarse como “regalado”. Como seguidores de Cristo hemos abrazado gozosamente el regalo de la salvación. Pero este versículo dice que con el regalo de la salvación viene otro que es muy inusual... un regalo llamado sufrimiento.

¡Si tropezaste con la última frase, no estás sola! Soy la primera en admitir que a menudo no veo las pruebas, tribulaciones y retos de la vida como un regalo. Con más frecuencia, las veo como obstáculos que quisiera fueran removidos rápidamente de mi vida. ¡Cuán diferente Dios ve nuestras adversidades!

Como sabemos que Su amor por nosotras es inmensurable (Efesios 2:4-5) y Sus pensamientos para nosotros son de bien (Jeremías 29:11), ¿cómo podemos considerar que sufrir por Su nombre sea un regalo? Quizás otro pasaje de Filipenses nos provea cierta perspectiva. Pablo dijo:

“Y aún más, yo estimo como pérdida todas las cosas en vista del incomparable valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por quien lo he perdido todo, y lo considero como basura a fin de ganar a Cristo... y conocerle a Él, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como Él en su muerte, a fin de llegar a la resurrección de entre los muertos”, Fil. 3:8,10-11.

La vida de Pablo se consumía por un solo deseo, ¡conocer a Jesús! Cada fibra de su ser anhelaba conocer la plenitud del poder de Jesús... Y la comunión (participación conjunta e intimidad) de los padecimientos de Jesús.

¡Oh! Cuánto anhelamos conocer más de Jesús y experimentar Su poder en nuestras vidas. Pero ¿participar en Sus sufrimientos? Eso es completamente radical.

Sin embargo, Pablo parecía entender algo con lo que lucho a menudo... Cualquiera que sea “el regalo del sufrimiento” que Dios permita en mi vida, es una oportunidad de que la vida de Cristo sea más evidente en mí, en la medida en que diariamente “muero a mí misma".

Quizás por esa razón, Pablo dice que el regalo de la salvación (Jesús en mí) viene acompañado del regalo más inusual. . . Uno que permite que Jesús sea más evidente a través de mi vida.

¿Cómo ha sido Cristo más evidente en tu vida como resultado de haber recibido el regalo más inusual?

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¡No pierdas de vista la cruz!
Aviva Nuestros Corazones
Salvos por gracia
Dr. Charles Stanley
¡Su poder se perfeccionará!
Aviva Nuestros Corazones
7 Maneras en que la crucifixión de Jesús te impacta hoy
Nancy DeMoss Wolgemuth
Desafío a dar gracias (Día 19)
Wendy Bello
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple