;

El regalo de una pareja

Description

Un cónyuge que es amado es una señal del grandioso favor de Dios.

Es sorprendente la rapidez con que la alegría y la ternura de los recién casados se puede transformar en mal humor y aislamiento. ¿Pueden las esposas descontentas aprender de los suspiros dolorosos de las viudas? Los esposos decepcionados pueden aprender de Proverbios 18:22, “El que encuentra esposa encuentra el bien y alcanza la benevolencia de Jehová”.

Es bueno estar casado. Un esposo decente provee la fuerza y la seguridad necesarias para que la creatividad y emoción de la esposa puedan volar muy alto. Una esposa decente provee respeto, de modo que su esposo siempre sabe que sin duda hay un lugar en el que lo tratan como a un varón.

“No es bueno que el hombre esté solo”, dijo Dios una vez. En realidad, tampoco es bueno para la mujer. La vida de soltero tiene aventura e independencia, como nos dijo San Pablo, pero un cónyuge amado es una señal del favor de Dios, un regalo precioso excepcionalmente bueno.

Imagine las posibilidades para los matrimonios irascibles si hoy, por una sola hora hoy, los esposos y las esposas se trataran mutuamente como preciosos regalos de Dios.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Sublime Amor (Parte 7): Siempre discutiendo
Andrés Spyker
El misterio del matrimonio
John Piper
Hedonismo para esposos y esposas
John Piper
La más alta definición del amor
Dr. Jorge H. López
Un matrimonio sin remordimientos (Parte 3)
Vida en Familia Hoy
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple