El regalo de los hijos

Description

Con los hijos tenemos la oportunidad de amar como el Padre Celestial nos ama.

La llegada de un hijo cambia por completo la dirección de la vida, ¿no le parece? El pequeño se ve muy indefenso y necesitado, un canal alimentario fuera de control sin ninguna responsabilidad en ninguno de sus extremos. Los niños toman sus cosas y las rompen, son muy costosos y extenuantes; se oponen a su orientación y viven como lechones.

Y sin embargo, es muy grande el encanto que el Señor obra en la vida de las personas a las que les da esos pequeños. El Salmo 127:3 dice: “Herencia de Jehová son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre”. Sí, claro. De estima. Una señal de que él lo ama. A pesar de los costos, las molestias y la carga, los niños son realmente regalos de Dios; ellos traen el asombro y la inocencia, la risa y la curiosidad, el movimiento y la conmoción. Ellos les ayudan a los cansados y petulantes adultos a redescubrir la imaginación y la candidez de antaño.

Cada día, los niños nos dan la oportunidad de amar y de ser amados, sin duda una de las mayores razones para estar vivo. Y les encantan las historias sobre un bondadoso Padre celestial, un Salvador resucitado y un misterioso Espíritu que vive en ellos.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El poder negativo del rechazo
Dr. Charles Stanley
Volviendo el corazón de los hijos hacia los padres
Itiel Arroyo
Protejamos a los niños
Bayless Conley
Palabras desmedidas
Sixto Porras
Ambiente emocional
Sixto Porras
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple