El quebrantamiento de sentirse condenado

Description

Aunque el pasado influya en nosotros, no podemos ser controlados por él.

“De tal palo, tal astilla”. ¿Ha escuchado alguna vez ese dicho? Creo que significa que todos somos muy parecidos a nuestros padres y que la forma en que se fuimos criados influirá fuertemente en nuestro futuro. Ese es un pensamiento agradable si sus padres fueron excelentes modelos a seguir, pero es un pensamiento aterrador si su hogar fue violento, lleno de enojo, disfuncional, frío o perfeccionista.

La gente habla todo el tiempo del "destino" y de la "fatalidad", como si su futuro ya hubiera sido escrito por una fuerza desconocida e incognoscible. Eso es una necedad; ciertamente el pasado influye en nosotros, pero no somos controlados por el pasado, ni por un misterioso destino o fatalidad.

El Señor está mucho más interesado en nuestro futuro que en nuestro pasado. Él nos envía su Espíritu el cual es más grande que el pecado que hay dentro de nosotros. El Espíritu Santo incluso ora por nosotros cuando no sabemos qué decir: “El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad. Porque no sabemos orar como es debido, pero el Espíritu mismo ruega a Dios por nosotros, con gemidos que no pueden expresarse con palabras” (Romanos 8:26).

¿Qué tipo de persona le gustaría ser? Permita que Dios le ayude a trazar su propio curso.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo experimentar el amor de Dios
Dr. Charles Stanley
Piezas (Parte 2): Venceremos
Chris Richards
Cómo responder cuando flaqueamos
John Piper
Libres
Samuel y Raquel Justo
Su amor nos ha hecho libres
Primeros15
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple