;

El poder que da el Espíritu Santo

Description

Aunque Dios nos llama a vivir separados del mundo, no lo lograremos en nuestras propias fuerzas sino recibiendo el poder del Espíritu.

Leer Efesios 1.19, 20

Nuestro Padre celestial nos ha llamado a vivir de manera diferente al mundo. Sin embargo, con nuestras propias fuerzas es muy difícil rechazar al pecado, pues nuestra carne lo anhela. Para vivir como Dios desea, es necesario su poder divino. Y para recibir su poder, los creyentes debemos desarrollar actitudes de humildad, confianza y perseverancia.

Dios resiste a los soberbios (Santiago 4.6). Él derrama su poder en quienes reconocen que no pueden lograr su objetivo, pero que confían en que el Señor puede hacerlo por medio de ellos. En cualquier circunstancia, confiar en Dios nos dará el poder interior para elegir hacer su voluntad.

Cuando seamos débiles para resistir la tentación, o tengamos demasiado temor para seguir con el plan del Señor, debemos perseverar en la oración. Hacerlo nos acercará más a Él, fortalecerá nuestra fe y le invitará a hacer su voluntad en nosotros y por medio de nosotros. Luego, a medida que alabemos a nuestro Padre por su naturaleza todopoderosa, proclamaremos su suficiencia para cada circunstancia y afirmaremos su bondad y, entonces, su Espíritu nos ayudará a avanzar más allá de nuestras debilidades y temores a una posición de poder.

Hoy, el cuerpo de Cristo está experimentando carencia de poder espiritual. Los creyentes tienen una influencia cada vez menor en la sociedad, ya que nuestras vidas reflejan, a menudo, los valores del mundo. Para cambiar esta situación, tenemos que cooperar con la obra santificadora del Espíritu Santo. Si lo hacemos, Él nos dará poder.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
El camino del quebrantamiento
Dr. Charles Stanley
Un renovador encuentro con Dios
Dr. Charles Stanley
Cómo acogerse a una promesa
Dr. Charles Stanley
Mi Dios... Tu Dios
Edurne Mencía
Temor de Dios
Rey Matos
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple