;

El peligro de la opulencia

Description

Tal vez pienses que no tienes mucho, pero en comparación con otras personas eres muy rico.

“Porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón” – Mateo 6:21

No es necesario vivir pobremente para servirle al Señor. Las únicas personas que piensan que la pobreza es espiritual son aquellas que no la han probado.

Pero, indudablemente, está claro según la Palabra de Dios que la riqueza presenta la mayor amenaza para nuestro caminar con el Señor.

La pobreza no es la norma de Dios; pero, tampoco lo es el lujo.

Es raro encontrar a un individuo que realmente puede manejar gran riqueza y mantener sus prioridades en orden.

Mientras estamos despiertos preguntándonos si comprar un televisor de pantalla grande, la mitad de los niños del mundo se van a dormir con hambre y frío.

Todo comienza con un primer paso y es involucrarse con las necesidades de otros. Esto nos ayudará a centrarnos más claramente en lo que son nuestras necesidades reales.

Tal vez pienses que no tienes mucho, pero en comparación con otra persona eres muy rico.

Señor, por favor, muéstrame a alguien que pueda ayudar, alguien que realmente necesita lo que yo puedo dar. 


Lectura Bíblica Diaria

Deuteronomio 14-17

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cómo compartir inteligentemente
Dr. Andrés Panasiuk
Ricos o pobres
Bayless Conley
La esencia de la motivación para dar
Bayless Conley
Todo es de Dios
Dr. Andrés Panasiuk
Generosidad en tiempos difíciles
Dr. Andrés Panasiuk
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple