;

El momento propicio

00:00

Description

Dios nos puso en este tiempo por un propósito, y lo que hagamos cada día nos llevará a cumplirlo.

“Todo tiene su momento oportuno; hay un tiempo para todo lo que se hace bajo el cielo.” – Eclesiastés 3: 1 NVI

“Nosotros, colaboradores de Dios, les rogamos que no reciban su gracia en vano. Porque él dice: En el momento propicio te escuché, y en el día de salvación te ayudé». Les digo que este es el momento propicio de Dios; ¡hoy es el día de salvación!” – 2 Corintios 6: 1-2 NVI

“Así dice el Señor: En el momento propicio te respondí, y en el día de salvación te ayudé. Ahora te guardaré, y haré de ti un pacto para el pueblo, para que restaures el país y repartas las propiedades asoladas; para que digas a los cautivos: “¡Salgan!”, y a los que viven en tinieblas: “¡Están en libertad!” Junto a los caminos pastarán y en todo cerro árido hallarán pastos. No tendrán hambre ni sed, no los abatirá el sol ni el calor, porque los guiará quien les tiene compasión, y los conducirá junto a manantiales de agua. Convertiré en caminos todas mis montañas, y construiré mis calzadas." Isaías 49: 8- 11 NVI

Después de escuchar el devocional, medita en los siguientes puntos:

Esta mañana me levanté pensando...

…en qué sucedería si nos dijeran: "¡Estás en tu momento oportuno! todo lo que necesitas está a tu alcance y a tu favor" ¿Qué harías? ¿Cómo administrarías tu tiempo?

1. El apóstol Pablo dijo: ¡somos sus colaboradores!. Trabajamos de la mano con Dios, podemos convertirnos en herramientas en sus manos o piedra de tropiezo para que el propósito que Él tiene con nosotros no se cumpla en su tiempo.

2. A través del Espíritu Santo y de su palabra, Dios nos recuerda que siempre nos escucha en el momento propicio y oportuno.

3. La gracia de Dios está directamente relacionada con el tiempo. Él nos da tiempo todos los días para que lo busquemos, para que el arrepentimiento llegue a nuestro corazón y para que hagamos su voluntad; pero muchas veces nos aprovechamos de esa gracia actuando como necios y haciendo mal uso de nuestro tiempo.

4. Todos los días debemos recordar que estamos en el momento propicio de Dios, que no importa la situación difícil en la que hoy nos encontremos, el Señor mismo ha extendido su ayuda y nos ha guardado siempre.

5. Dios ha entregado un propósito generacional para cada uno de nosotros, es por eso por lo que nos ha delegado autoridad para este tiempo, seremos usados para brindar nuestra ayuda para levantar a otros.

Related
Excusas y mentiras
Pastor Mao
Evadiendo responsabilidades
Pastor Mao
Modestia
Pastor Mao
Combatiendo la duda
Pastor Mao
¡Empieza la mañana con fuerza!
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple