;

¿El miedo influye en tus pensamientos?

Description

Jesús pagó el precio para liberarnos de toda esclavitud, incluyendo el temor.

De joven estudié en la escuela de hostelería. Ni que decir tiene que me gusta cocinar, pero aún más comer. Creo que esto forma parte de los placeres de la vida que Dios nos otorga, entre ellos compartir comidas con familiares o amigos.

En aquella época aprendí acerca de la importancia de los (buenos) aliños. En efecto, un aliño fallido puede estropear hasta la mejor pieza de carne o de pescado. Creo que nuestro corazón y nuestra vida son un poco como “la materia prima”, que se puede “aderezar” con cosas buenas o malas. Es este aliño el que le da sabor a nuestra existencia.

Hay cosas que pueden alimentar tu vida, tales como la Palabra de Dios, el gozo o la paz de Cristo. Estas son buenas influencias, “buenos aliños”. Sin embargo, el miedo, la duda o el temor son malas influencias, malos razonamientos que producen un sabor amargo en nuestra vida si les damos lugar.

Me gustaría en este día ayudarte a poner fin a esos pensamientos de miedo, si es tu caso, confesando y meditando estos versículos:

“Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré” (Salmo 28:7).

“Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar” (Salmo 46:1-2).

“No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno” (Isaías 44:8).

Jesús ha pagado el precio para que seas libre, ¡libre también del temor! Lee Su Palabra cada día para que el miedo se vaya y dé lugar a la fe en tu vida de una manera triunfante.

 

Gracias por existir, 

Éric Célérier

 

Related
Ejercitando el discernimiento
Pastor Mao
Mirando al futuro
Cristo Para Todas Las Naciones
¡En Jesús tienes la victoria!
Un Milagro Cada Día
Un Dios que da el Reino
Cristo Para Todas Las Naciones
Ciudad permanente
Cristo Para Todas Las Naciones
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple