;

El llamado de Dios

Description

Un día cada uno de nosotros calificará el éxito o el fracaso en base a nuestro servicio a Jesucristo y nada más.

“El que habla, que hable conforme a las palabras de Dios; el que sirve, que lo haga por la fortaleza que Dios da, para que en todo Dios sea glorificado mediante Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el dominio por los siglos de los siglos. Amén” – 1 Pedro 4:11

Muchos han sido llamados por Dios para entrar en el servicio cristiano a tiempo completo, pero compararon el peso del llamado contra el costo y racionalizaron que podían servir a Dios mejor donde se encontraban.

Otros llenan sus vidas con tanto materialismo que nunca tienen tiempo para escuchar a Dios. El deseo de tener más "cosas" les abruma y el llamado al servicio cristiano es dejado a un lado hasta "un mejor momento".

Todos podemos darle gracias a esos santos comprometidos, desde los apóstoles en adelante, que no sintieron que la fama y el éxito en los ojos del mundo era tan importante como las bendiciones de Dios.

Sin temor a contradecirme, puedo decir que un día cada uno de nosotros calificará 100 por ciento de nuestro éxito o fracaso en base a nuestro servicio a Jesucristo y nada más.

Confío en que cada uno de nosotros le escucharemos decir: "Bien hecho, siervo bueno y fiel". 

Lectura Bíblica Diaria

Éxodo 19-21

Related
De generación en generación
Enrique Bremer
Vocación como lugar de misión
Itiel Arroyo
¿En qué o en quién te enfocas?
Pastor Mao
Amplía el plano
Pastor Mao
La obediencia es clave
Un Milagro Cada Día
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple