El ladrón arrepentido

Description

Jesús quiere y está listo para actuar con usted de la misma manera que lo hizo con el ladrón en la cruz.

Hagamos un vuelo imaginario. Retrocedamos en la historia con nuestra imaginación. Recordemos el Viernes Santo, el día más grande y solemne de la Semana Santa.

¡Qué cuadro asombroso y sublime al ver a Cristo sobre la cruz! Allí tenemos a dos ladrones crucificados, uno a cada lado del Hijo de Dios. Ambos son asesinos, ambos ladrones envueltos en una revuelta. Y ambos se mofan y burlan del Señor Jesús (Marcos 15: 32). Pero de repente, no comprendemos bien por qué, uno de ellos se arrepiente. Reprende a su compañero, reconoce su pecado, reconoce que Jesús es el Hijo de Dios y pide perdón.

El ladrón que se arrepintió reconoció su pecado. Le dijo a su compañero: "¿Ni siquiera temes a Dios en la hora de la muerte? ¡Nosotros merecemos esto, pero este hombre es inocente!" (Lucas 23: 40, 41). Reconocía que merecía su muerte. Pero también reconoció que Jesús era justo y que era el Hijo de Dios, ya que dijo: "este hombre es inocente" (Lucas 23: 41).

Y de repente, ¡qué hermoso cuadro!, el asesino y ladrón se da vuelta y le dice a Jesús: "¡Acuérdate de mí cuando estés en tu reino!" Además, este hombre confió en el Señor Jesús, quien le aseguró: Solemnemente te lo prometo; hoy estarás conmigo en el paraíso (Lucas 23: 42, 43).

El ladrón tomó su decisión, la decisión de romper con su pecado, de reconocerlo y de arrepentirse y pedirle al Señor Jesús: "acuérdate de mí". Lo hizo pocas horas antes de morir. ¡Estaba a un paso de la muerte y del infierno! En su última hora terrenal, escogió entre el infierno y Jesús. ¿Cómo respondió el Señor Jesús? De la misma manera que Él quiere actuar para con usted en este instante.

Primero, este ladrón fue totalmente salvado. Jesús afirmó: "estarás conmigo". Esto es terminante. Segundo, fue instantáneamente salvado. Jesús dijo: "Hoy estarás conmigo en el paraíso". Y tercero, fue gratuitamente salvado.

¿Acaso no es eso lo que usted quiere y necesita, y lo que yo quiero y necesito? ¡Ya lo creo que sí!

Así es, Cristo salva totalmente. Él dice: “Yo les doy vida eterna” (Juan 10: 28). “Cree en el Señor Jesucristo y serán salvos tú y tu familia” (Hechos 16: 31).

Cristo nos salva instantáneamente: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23: 43).

Y Cristo salva gratuitamente: “Es por su gracia mediante la fe en Cristo que son ustedes salvos, y no por nada que hayan hecho. La salvación es un don de Dios y no se obtiene haciendo el bien” (Efesios 2: 8, 9).

¿Ya ha puesto su confianza y su fe en Él? Entonces, como para el ladrón, el paraíso 
- el cielo - es suyo eternamente, porque Cristo está en su corazón. Así lo enseña la Biblia.

Cara a cara espero verle,
Más allá del cielo azul;
Cara a cara en plena gloria,
Yo veré al Señor Jesús.

Related
El quebrantamiento de Pedro
Dr. Charles Stanley
En memoria de mí
Semilla
¿Sacrificio?
Cultura de la resurrección (Parte 1)
Primeros15
Escogidos
Pastor Mao
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple