El Dios que salva

Description

Solo la justicia de Cristo puede cubrir nuestros pecados y hacernos justos delante del Padre.

Leer Efesios 2:8-9

Hace poco estuve hablando con un hombre sobre su vida espiritual. Cuando le pregunté: “¿Es usted salvo?”, respondió: “No, pero estoy trabajando en eso”. Cuando le pedí más detalles, me dijo que estaba haciendo algunos cambios en su vida. Había dejado de fumar y beber, entre otras cosas. Me di cuenta de que debía ayudarlo a entender algunos principios importantes, ya que su única confianza hasta ese momento era mejorar su condición física.

Lo que este hombre necesitaba entender es que lo que hagamos o abandonemos por Jesús no tiene importancia. El Señor no está buscando a personas que cambien algunos hábitos por la pura fuerza de voluntad; está llamando a personas a rendirse a Él.

La única acción que Dios espera de alguien que le busca es que crea en Jesús, en que Él es quien dice ser, en que hará lo que dice, en que tiene la autoridad para perdonar y en que equipará a Su pueblo para tener una vida agradable a Dios. Por estas convicciones, el nuevo cristiano tiene la capacidad de apartarse de su vieja vida; en otras palabras, para arrepentirse y comenzar el proceso de convertirse en “una nueva criatura” (2 Corintios 5:17).

No nos convertimos en personas salvas eliminando viejos hábitos y comenzando otros de tipo religioso; somos transformados por el poder salvador de Jesucristo cuando creemos en Él. Puesto que no podemos ganar la salvación, nadie puede jactarse delante de Dios. Toda nuestra moralidad, buenas obras y esfuerzos por cambiar no son más que basura en comparación con la santidad de Jesucristo (Isaías 64:6). Solo Su justicia puede cubrir nuestros pecados y hacernos justos delante del Padre.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Dios perdona nuestro pecado
Dr. Charles Stanley
¿Quién es su amo?
Dr. Charles Stanley
Gloriarse sólo en la cruz
John Piper
La cruz es el punto de equilibrio
Andrés Corson
La mejor felicidad
Ministerios Nuestro Pan Diario
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple