;

El Dios que nos consuela

Description

Dado que los creyentes tenemos al Consolador en nuestro interior, no hay necesidad de buscar consuelo en nada más.

Leer 2 Corintios 1:3-7

Aunque tenemos tiempos de alegría, todos experimentamos dificultades y adversidades en la vida. A veces podemos llegar a preguntarnos si el Señor nos entiende o nos presta atención. La verdad es que sí nos entiende y que sí se preocupa, al punto que envió a su único Hijo para rescatarnos de nuestro pecado. Pero además, nos ama y nos consuela cuando sufrimos.

Si usted busca la palabra consolación en el diccionario, con toda seguridad encontrará una definición. Sin embargo, vea Juan 14:16 y descubrirá un significado totalmente diferente. En este versículo, Jesús define el trabajo y el ministerio del Espíritu Santo y lo llama “el Consolador”. Esa palabra significa “el que viene a estar a nuestro lado —el que viene en nuestra ayuda”.

Dado que los creyentes tenemos al Consolador en nuestro interior, no hay necesidad de buscar consuelo en nada más. No tenemos que acudir a la bebida, a las drogas, al entretenimiento, al sexo, a los viajes, ni a otras distracciones y placeres para escapar de nuestras pruebas y sufrimientos. Tenemos morando en nosotros la fuente de toda consolación, el Espíritu Santo.

Esto significa que cuando nos sintamos afligidos o incapaces de seguir adelante, podremos esperar un pequeño susurro inaudible que nos aliente diciendo: “Sí podrás, porque yo estoy aquí”. Si usted discierne la consolación del Espíritu Santo de Dios —Aquel que está con usted, no importa qué tristeza o dificultad esté enfrentando— eso vale más que cualquier cosa que este mundo pueda ofrecer.

 

Related
El plan de Dios para eliminar el estrés
Dr. Charles Stanley
Crucemos al otro lado
CALVARY:enEspañol
Ganando la guerra en tu interior
Pastor Rick Warren
La vista desde la montaña
Ministerios Nuestro Pan Diario
Las aflicciones de Pablo
Dr. Charles Stanley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple