El día se aproxima

Description

¿Nos estamos preparando para el regreso de nuestro Señor cultivando un estilo de vida de amor tanto para Él como para los que nos rodean?

Pasaje Bíblico: “Pero, en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre”. Mateo 24:36

¿Alguna vez has contado los días para poder ver a un buen amigo? ¿Alguna vez has estado expectante y has sentido mariposas en el estómago a medida que el tiempo que te separa de un ser querido se acorta? Crecí sabiendo que debía sentir lo mismo por el cielo pero, si soy honesto, nunca sentí realmente la misma expectativa y el mismo deseo de tener una comunión perfecta con mi Salvador, como lo sentía con un querido amigo.

Creo que me asustaba la idea de tener una reunión de alabanza eterna. Tener que adorar a Dios por toda la eternidad sonaba mucho más feo que pasar tiempo con mis mejores amigos aquí en la tierra. La verdad es que no tenía una revelación verdadera y tangible del amor de Dios por mí. No entendía la increíble, profunda y abrumadora satisfacción que siento hoy cuando mi corazón toca el corazón de Dios en la adoración. Honestamente, no conocía lo suficiente a la persona de Jesús como para querer pasar toda la eternidad con él. Jesús enseña en Mateo 25: 1-13:

El reino de los cielos será entonces como diez jóvenes solteras que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran insensatas y cinco prudentes. Las insensatas llevaron sus lámparas, pero no se abastecieron de aceite. En cambio, las prudentes llevaron vasijas de aceite junto con sus lámparas. Y, como el novio tardaba en llegar, a todas les dio sueño y se durmieron. A medianoche se oyó un grito: ‘¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo! Entonces todas las jóvenes se despertaron y se pusieron a preparar sus lámparas. Las insensatas dijeron a las prudentes: ‘Dennos un poco de su aceite porque nuestras lámparas se están apagandoNo —respondieron estas—, porque así no va a alcanzar ni para nosotras ni para ustedes. Es mejor que vayan a los que venden aceite, y compren para ustedes mismas. Pero mientras iban a comprar el aceite llegó el novio, y las jóvenes que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas. Y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras. ‘¡Señor! ¡Señor! —suplicaban—. ¡Ábrenos la puerta!’. ¡No, no las conozco!, respondió él. Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora”.

El día del regreso de Jesús se acerca. Mateo 24:36 dice: “Pero, en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre”. Nuestro Salvador, el Rey de reyes, regresará con amor en su corazón para todos aquellos que lo han conocido. La pregunta que hoy nos hacemos es: ¿somos como las cinco vírgenes sabias y estamos preparados? ¿Están nuestras lámparas encendidas con la intimidad de la relación con nuestro Creador mientras estamos aquí en la tierra? ¿Nos estamos preparando para el regreso de nuestro Señor cultivando un estilo de vida de amor tanto para nuestro novio como para los que nos rodean?

He pasado la mayor parte de mi vida declarando que conocía a Dios yendo a la iglesia, haciendo viajes misioneros, diciendo las cosas correctas y tratando de no hacer nada malo. Mis acciones representaban el miedo y el deseo de inclusión en la cultura cristiana más que el amor real y el deseo por Cristo mismo. Tómate un tiempo en la oración guiada para analizar verdaderamente tu corazón. Hay gracia abundante donde sea que te encuentres en relación a tu Salvador. Sé honesto contigo mismo y observa cómo te sientes con respecto al cielo. ¿Estás preparado para el regreso del Rey o estás viviendo para la tierra en lugar de hacerlo para el cielo? ¿Tiene tu lámpara el aceite de la relación con Jesús o se está agotando con las preocupaciones y las actividades del mundo? Que el Espíritu Santo nos lleve a cada uno de nosotros a una mayor intimidad con Jesús hasta el día en que regrese.

Guía de Oración:

1. Medita en la parábola de las diez vírgenes. Permite que la Biblia avive tu corazón y lo lleve a una relación más profunda con Jesús.

El reino de los cielos será entonces como diez jóvenes solteras que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran insensatas y cinco prudentes. Las insensatas llevaron sus lámparas, pero no se abastecieron de aceite. En cambio, las prudentes llevaron vasijas de aceite junto con sus lámparas. Y, como el novio tardaba en llegar, a todas les dio sueño y se durmieron. A medianoche se oyó un grito: ‘¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo! Entonces todas las jóvenes se despertaron y se pusieron a preparar sus lámparas. Las insensatas dijeron a las prudentes: ‘Dennos un poco de su aceite porque nuestras lámparas se están apagandoNo —respondieron éstas—, porque así no va a alcanzar ni para nosotras ni para ustedes. Es mejor que vayan a los que venden aceite, y compren para ustedes mismas. Pero mientras iban a comprar el aceite llegó el novio, y las jóvenes que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas. Y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras. ‘¡Señor! ¡Señor! —suplicaban—. ¡Ábrenos la puerta!’. ¡No, no las conozco!, respondió él. Por tanto —agregó Jesús—, manténganse despiertos porque no saben ni el día ni la hora”. Mateo 25:1-13

2. ¿Estás preparado para el regreso de Jesús? Mira tu corazón con sinceridad. ¿Qué anhelos te están guiando? ¿Estás viviendo para el cielo o estás persiguiendo las cosas del mundo? ¿Está el aceite de la intimidad con Jesús en tu lámpara o estás siguiendo el humo del cristianismo cultural?

3. Pídele al Espíritu Santo que te guíe hacia una relación más profunda con Jesús. Pídele que te revele la profundidad del amor y de la gracia de Dios.

Dios tiene un plan para guiarte hacia un camino de mayor relación con él si tan solo eliges seguir su guía. Si diariamente le dices que sí a él en lugar de al mundo, comenzarás a sentir un fuego creciendo en tu corazón deseando el regreso de Jesús. Una vez que experimentamos la relación con Dios para la cual fuimos creados, nada más nos satisface verdaderamente. Su amor es más grande, más puro, más real y más poderoso que cualquier otra cosa que podamos experimentar. Elige hoy seguir la guía del Espíritu y crecer en intimidad con el Rey que dio su vida para que puedas conocer su amor.

Lectura Complementaria: Mateo 25

Por Craig Denison

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
“Mis pequeñitos”
Maestras del Bien
Lo que te hace feliz (Parte 3): Paz con Dios
Alejandro Mendoza
Lo que significa orar por nuestro enemigo
John Piper
¿En qué consiste el amor?
Dr. Jorge H. López
Tres relaciones que nos hacen ricos
Bayless Conley
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple