El corazón distraído

Description

Debido a que las mujeres por lo general pueden hacer varias tareas a la vez, somos más dadas a funcionar espiritualmente con un corazón distraído.

"Pero Marta se preocupaba con todos los preparativos", Lucas 10:40

“Cuando tú y yo nos sentamos a los pies de Jesús para escuchar Su Palabra y luego permanecemos a Sus pies y derramamos nuestra adoración y amor hacia Él, habrá un impacto. . . . La verdadera adoración y devoción llena nuestra vida de una fragancia que perfuma todo el ambiente a nuestro alrededor. Nuestros hogares, nuestras iglesias, e inclusive nuestros lugares de trabajo serán expuestos a la fragancia dulce de nuestra devoción.  Más importante aún, el Señor Jesús será agradado. Y en última instancia, eso es lo que realmente importa” —Nancy Leigh DeMoss

¿Qué tan a menudo, como Marta, somos tentadas a colocar las manos en nuestra cintura y señalar a Cristo con el dedo, agrediéndole con nuestras órdenes? Quizás ni siquiera nos hemos dado cuenta de las veces que hemos hecho esto. Es tan fácil preocuparse con la actividad (incluso con actividad ministerial) que incluso perdemos de vista lo que realmente es importante. Cuando nuestras muchas ocupaciones nos llevan a desatender el sentarnos a los pies del Maestro, habremos desarrollado un corazón distraído.

Debido a que las mujeres por lo general pueden hacer varias tareas a la vez, somos más dadas a funcionar espiritualmente con un corazón distraído, corriendo a toda velocidad durante nuestro tiempo delante de Dios sin nunca experimentar Su presencia y sin siquiera recordar lo que hemos leído o por lo que hemos orado.

¿Te has visto alguna vez corriendo hacia la próxima oportunidad ministerial o estudio bíblico mientras lanzas palabras impacientes e hirientes hacia aquellos que impiden tu progreso en el camino? ¿Qué tal cuando te ocupas tanto en preparar un almuerzo para “ofrecer hospitalidad” a algunos amigos que llegas al punto de hacerle daño a tu familia con tu espíritu demandante y crítico? Todas estas actitudes pueden ser el efecto de tener un corazón distraído.  

No hay nada —nada—más importante que pasar tiempo cada día a los pies del Maestro. Sin la intimidad que este tiempo de devoción intencional provee, nuestros corazones se cansarán, nos pasaremos todos los días sin tener una dirección clara, y en última instancia nuestros corazones se volverán secos y  estériles.

Tómate un tiempo para reflexionar

  • Siéntate a los pies del Maestro hoy y usa el Salmo 34 como tu oración de alabanza y adoración. 
  • ¡No te apresures! ¿Dónde está tu corazón ahora mismo?
  • Aunque quizás estés fielmente meditando sobre cada una de estas guías de preparación, pudieras ser culpable de estar funcionando con un corazón distraído y simplemente estar “siguiendo la lista de deberes”, usando este ejercicio solamente como otro “deber” espiritual.  Detente y pídele al Espíritu Santo que te revele cuál es la verdadera condición y las necesidades de tu corazón.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
¿Es Dios demasiado grande para las pequeñas cosas?
Aviva Nuestros Corazones
Amistad íntima con Dios
Nancy DeMoss Wolgemuth
La voz acusadora en mi cabeza
Paula Hendricks
Cinco razones que impididen escuchar la voz de Dios
Edurne Mencía
10 formas de orar por la dirección de Dios
Edurne Mencía
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple