El contexto no se espera… se genera

Description

Al igual que Jesús, tenemos que crear los contextos para que las cosas sucedan.

“Estaba aún hablando cuando se le acercó uno de los líderes prominentes del lugar. Venía a pedirle ayuda. Pero en medio de su angustia alguien le dijo que ya su hija había muerto. Oyendo Jesús dijo: No temas, cree solamente. Y partieron hacia el lugar donde estaba la niña. Cuando llegaron Jesús le pidió a todos que dejaran el sitio. Que nadie quedara dentro con él y los familiares… Mientras afuera la gente se burlaba, Él clamó diciendo: Muchacha ¡levántate! Y el espíritu de vida volvió sobre la muchacha y se levantó”, (Mateo 9:49-55).

Jesús no permitió que la gente generara el contexto. No dejó que las circunstancias lo detuvieran. No supuso que vendría un mejor momento. Actuó conforme a sus compromisos y su visión de futuro.

Muchas veces dejamos en manos de otros los espacios, los momentos y los contextos en donde viviremos la bendición.

Como líderes influyentes tenemos que crear los contextos para que las cosas sucedan. Para eso Jesús nos da la manera:

1) No esperar que las circunstancias se desarrollen. Muchas veces cuando la situación es la propicia, la oportunidad ya no está. Jesús sacó a todos y diseñó el contexto que la bendición requería.

2) No esperar que la gente que no es madura o que se burla de las situaciones esté siendo protagonista de la bendición. Cuando ves que los que están alrededor no están a la altura de las circunstancias, ve tu adelante. No esperes que los demás maduren. Y no te preocupes. No estás solo. Dios está listo para los contextos de bendición.

3) Genera el espacio. A través del lenguaje y teniendo claro hacia dónde vas, abre tu boca. Haz que cada palabra que sale de ti sea un peldaño hacia lo extraordinario, que sean una pared que te ayuda a mantener el contexto dentro para que la bendición fluya.

4) Usa Palabras de Acción. Cuando el contexto está generado, habla desde el milagro y no desde la limitación. Habla desde el éxito y no desde la falta de posibilidad, habla desde la oportunidad y no desde el problema.

Jesús nos muestra que el contexto no se espera, se genera. Hazlo y lograrás lo extraordinario con la bendición de Dios en tu diario vivir.

Please register for a free account to view this content

We hope you have enjoyed the 10 discipleship resources you have read in the last 30 days.
You have exceeded your 10 piece content limit.
Create a free account today to keep fueling your spiritual journey!

Already a member? Login to iDisciple

Related
Cuando aceptamos la invitación de Dios
Dr. Charles Stanley
Cuando de triunfar se trata, Jesús nos enseña
Wendy Bello
En el poder del Espíritu
Edwin Castro
Cuando Jesús hace un discípulo (Parte 1)
Héctor Hermosillo
Si acaso se me olvida (Parte 3): El amor de Dios
Guillermo y Milagros Aguayo
Follow Us

Want to access more exclusive iDisciple content?

Upgrade to a Giving Membership today!

Already a member? Login to iDisciple